La minera «Las Bambas» está bloqueada desde el 10 del presente mes. Es el 43avo bloqueo. Difiere de los 42 anteriores en que este bloqueo es por disposición del Frente Único de Defensa de los Intereses de Chumbivilcas y su Comité de Lucha Anti Corredor Minero.
Este frente es el PODER político de hecho del sur minero del Perú profundo que ganó en las últimas elecciones generales.
Pedro Castillo es Presidente del Perú gracias a Chumbivilcas que le dio 96.4% de sus votos ante su promesa de que apenas en el poder le devolvería su carretera ocupada por «Las Bambas» como corredor minero.
En los más de 4 años corridos desde el 2016, la empresa ha tomado de hecho la carretera comunal, imponiéndose con contingentes de la Policía contra la permanente resistencia y oposición. En ese corto lapso, han realizado hasta 42 bloqueos que suman más de 410 días al costo de muertos y heridos de comuneros y policías, judicializados, unos actualmente en prisión, otros con libertad restringida y centenares en la clandestinidad.
Continuar con esta usurpación incalificable de la carretera de los comuneros convertida en corredor minero ya no es materialmente posible.
Es cada vez imposible la represión. Los chinos tienen que entrar en razón pues Xstrata (Suiza), 1ra titular de la concesión, concluyó que «sin mineroducto Las Bambas no va».
Con la complicidad del entonces presidente Kuszcynski, los chinos lograron sustituir delincuencialmente el mineroducto por corredor minero.
En los más de cuatro años corridos, ha logrado violar el principio empresarial internacional de que «ante la oposición de la población y con sangre, la minería no va».
Condición sine qua non: mineroducto hasta Espinar. Allí deberá instalarse la fundición y la refinería; pues el actual gobierno tiene que prohibir la exportación de materia prima en proceso. Prohibir exportar concentrados, lo cual es otro delito porque junto con el cobre se llevan el oro, zinc y decenas de metales y porque, además, el Perú debe recibir la parte del metal que le corresponde en metales físicos como reserva en las bóvedas del BCR.
En el país, la corrupción sigue al tope: No se ha expulsado a Odebrecht ni inacautado sus bienes delicuencialmente habidos. No hay un preso por corrupción.
Es urgente terminar con la minería delincuencial. Inevitable reconocer la porción del mineral que le corresponde al país. La Patria lo reclama. ¿Será tarea de Chumbivilcas?

Para más información, adquiere nuestra versión impresa o suscríbete a nuestra versión digital AQUÍ.

Mira más contenidos siguiéndonos en Facebook, Twitter Instagram, y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.