La implementación del nuevo Código Procesal Penal en el país sigue su curso, según lo planificado en el Poder Judicial, de modo que el 1 de diciembre de este año se encuentre plenamente vigente, permitiendo que la investigación, el juzgamiento y la condena de las personas que cometen delitos se lleven a cabo con todas las garantías del debido proceso, como dispone la nueva norma jurídica que la población espera.

La buena noticia la dio, recientemente, el presidente de la Unidad del Equipo Técnico de Implementación del Nuevo Código Procesal Penal (UETI), Gustavo Álvarez Trujillo, luego de concluir con la implementación del segundo tramo del código en la Corte Superior de Lima Este. El magistrado informó que en Lima funcionan seis distritos judiciales: Lima Centro, Lima Norte, Lima Sur, Lima Este, Puente Piedra, Ventanilla y, el Callao. El Código Procesal Penal ya está vigente en Lima Norte, Lima Este, Puente Piedra, Ventanilla y el Callao, y solo falta Lima Centro y Lima Sur.

Este nuevo Código Procesal Penal permite diferenciar con nitidez las funciones que cumplen cada uno de los actores del sistema de justicia, pues ellos asumen roles específicos. “Los jueces son los encargados de juzgar y de sentenciar, hacen las veces de árbitros. El fiscal es el titular de la acción penal pública y es el encargado, junto con la Policía, que es un órgano de apoyo, de efectuar toda la investigación de los presuntos delitos. El representante del Ministerio Público determina quiénes son los presuntos autores, estos son sujetos a proceso y se lleva a cabo un juzgamiento siempre en acto público”, explicó el Dr. Álvarez a la prensa.

Esto último es una de las características más sensibles de la norma que considera que las actuaciones en el nuevo proceso penal sean públicas, lo cual garantiza aún más que el debido proceso que involucra varios derechos sea una realidad inobjetable para cualquier ciudadano involucrado en un proceso. El nuevo Código Penal respeta, igualmente, el derecho a guardar silencio, a que cuente con una adecuada defensa desde que es notificado por la policía, a la pluralidad de instancias, a que se presuma su inocencia, a que la privación de la libertad sea excepcional, no general, tal como lo señaló el magistrado responsable de su implementación.

Se informó que la implementación del segundo tramo del nuevo Código Procesal Penal en la Corte Superior de Justicia de Lima Este representará una inversión de 11 millones 700,015 soles. Los recursos permitirán crear una Sala Penal de Apelaciones, un juzgado colegiado, cinco juzgados unipersonales y nueve juzgados de investigación preparatoria.

Será necesario tocar las puertas del Poder Ejecutivo para demandar mayores recursos presupuestales. El PJ ya lo hizo. “Está pendiente para el próximo año la creación de 214 juzgados de investigación preparatoria y juzgados unipersonales para, de ese modo, especializar a los jueces penales y retirarles a los jueces de paz y juzgados mixtos la indebida adición de funciones que actualmente existe, porque en su oportunidad no se otorgó el presupuesto suficiente con ese fin en el interior”, informó al diario oficial El Peruano, el Dr. Álvarez.

Juez Supremo