Colaborador

Colaborador

COLUMNISTA INVITADO

Acerca de Colaborador:





194 aniversario de la Batalla de Ayacucho y Día del Ejército del Perú

Era un 9 de diciembre de 1980 y el extinto general de División EP Don Rafael Hoyos Rubio se disponía a leer el primer discurso en democracia por el 156 aniversario de la Batalla de Ayacucho, el 5 había asumido la Comandancia General; el Ejército dejaba las riendas del poder después de 12 años de dictadura. Desde aquella época hasta nuestros días, los discursos solo han resaltado la hazaña de jefes militares extranjeros y ajenos a nuestra realidad que se encargaron de sellar la independencia nacional de una República sin ciudadanos, con exclusión y desigualdad.

Es importante resaltar la gesta heroica de los hombres que estuvieron en Ayacucho, se lo merecen: pero hoy, hagamos un reconocimiento ciudadano a los ECO PAPA que pertenecieron al glorioso Ejército del Perú entre 1983 y 2000, aquellos que no pidieron nada a cambio, ni pusieron condiciones para ir a donde se les ordenaba, aquellos a quien no les importó dar la vida por el Perú, solo supieron cumplir con su deber y órdenes sin dudas ni murmuraciones. Estos Soldados del Perú, herederos del legado de Bolognesi y Cáceres, defendieron a la patria de las huestes terroristas con todas sus ganas; a ellos el Perú entero les debe respeto, gratitud y admiración. Ellos derrotaron a Sendero Luminoso en el campo militar, la lucha en el campo político no les correspondió.

La indiferencia de algunos expresidentes de la República, hoy investigados por actos de corrupción, y la falta de voluntad política para mantener el éxito obtenido, han permitido la recomposición del Sendero Luminoso político. A esta generación excepcional de militares en retiro pertenecen los beneficiarios de la Ley 30683 sobre pensiones; a esta gente de valor, el Gobierno les ha dado la espalda y mantiene una absurda posición de inconstitucionalidad. El Presidente Vizcarra ha olvidado que dieron la vida por el Perú.

A los militares del XXI, herederos sociales involuntarios de los actos de corrupción de las cúpulas militares 1990-2000, les toca voltear la página, fortalecer la imagen de la institución armada más importante del país, deben sentirse orgullosos de su pertenencia. Luchen con todas sus fuerzas y medios para que esto no vuelva a suceder en nuestro glorioso Ejército. La corrupción debe ser denunciada sin temor caiga quien caiga. El Alto Mando del Ejército y los oficiales de la más alta jerarquía que acompañan al general de Ejército Jorge Celiz Kuong, en esta cruzada institucional, tienen la responsabilidad y obligación de mostrar liderazgo y ascendiente moral ante sus subordinados. La sociedad peruana exige cambios radicales de actitud y mentalidad proactiva para hacer más eficientes los servicios públicos de Seguridad y Defensa nacional.

¡FELIZ ANIVERSARIO, EJÉRCITO DEL PERÚ!

Coronel EP (R) Oswaldo Zapata Corrales





ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
Vicente Zeballos dice que “el Congreso que viene va a ser mejor que el anterior”

Vicente Zeballos dice que “el Congreso que viene va a ser mejor que el anterior”