Colaborador

Colaborador

COLUMNISTA INVITADO

Acerca de Colaborador:



“A más dribbling, mayor marcación”

Como le chapamos al Estado la ilegalidad e inconstitucionalidad de su proyecto de decreto supremo, ese que quería eliminar la buena competencia entre gas natural (GN) por camión y GN por ducto; ese que quería establecer un monopolio de GN por ley (expresamente prohibido por la Constitución); y ese que también quería modificar contratos de suministro de GN entre privados, con norma legal posterior (inconstitucional por donde se le mire), ahora resulta que después el Estado nos quiere hacer -en términos futbolísticos- un “dribbling”.

El Gobierno, presuroso al mejor estilo “Peaje Kouri” y a través de su Dirección de Hidrocarburos, querría hacer otra cosa aún peor. Con repulsión, imaginaría que quiere hacerle el favor al concesionario de GN por ducto para que cobre más caro el GN a las industrias del Perú, para cobrar menos por GN a los consumidores domiciliarios. Es decir, la historia del huevo podrido.

¿Qué ocurre? Encarece los productos peruanos con incremento de costo para no competir en el Perú frente a los productos importados y, en el mundo, para no competir a través de exportaciones. El resultado, la “Cuenta del Gran Capitán”: la que da GN con una mano y lo quita con la otra multiplicado por “N” (menos puestos de trabajo, menos industrias, menos impuestos). No se puede eludir la dura, pero aleccionadora realidad. De esa podredumbre de elusión a la verdad ya tuvimos hasta los vómitos en los 80 y nos fue pésimo.

Ese subsidio cruzado es una tontería encarecedora de productos del Perú que son los que dan trabajo formal y pagan impuestos. ¿Es tan difícil enfrentar la realidad con políticas simples? Si el Estado promueve la generación de industrias, tendrán más consumidores de GN de todos los tipos. El Estado no está en todas partes y nadie lo quiere (especialmente donde nadie lo ha llamado).

¡Ay!.. Estado: “nos debes tu modestia a todos tus contribuyentes”. Te queremos en lo tuyo, chico, fuerte y ágil. ¿Qué haces ayudando a concesionarios de GN con dinero ajeno y en perjuicio de tus industrias?

Lo peor de lo peor es que el Estado querría que otro privado haga las veces de Estado y, al mejor estilo mercantilista, cobre una renta ciega por tráfico de GN a través de tubo instalado dentro del territorio de su concesión, haya o no haya sido el fabricante del tubo.

Sólo se preguntaría: ¿hay tubo? Sí. ¿Y pasa por él GN? Sí. Entonces, esa mezcla de Estado-Concesionario Privado te respondería: “Show me the Money”. ¡Qué lisura! Kouri y su peaje en el Callao pasarían a ser bebés de pecho al lado de ese prebendalismo populista del GN favorable al concesionario de GN por ducto.

En buen romance, estaríamos frente a una renta impuesta por ley, creada por monopolio y, lo que es el colmo de los colmos, por uso de bien propio. Una especie monstruosa de alquiler de lo que es tuyo o un asalto o retribución por servicio sin prestación de servicio.

Vamos, vamos Poder Ejecutivo, por favor no mojes, que no hay quien planche.

Andrés Balta



ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
Odebrecht desconoce deuda tributaria

Odebrecht desconoce deuda tributaria