El feedback y el Covid-19

El feedback y el Covid-19
  • Fecha Miércoles 25 de Marzo del 2020
  • Fecha 2:00 am

En momentos de temor e incertidumbre el mensaje o las acciones de comunicación del Gobierno no están siendo recepcionados adecuadamente por millones de personas en riesgo. El feedback (o respuesta) no es convincente aún porque el sistema de comunicación no es el adecuado en su emisión bidireccional y/o multidireccional. Necesita necesariamente una retroalimentación en concordancia con el urgente objetivo trazado.

Cierto es que el Covid-19 nada tiene que ver con el marketing, sin embargo, este mortífero mal necesita enfrentarse adecuadamente con algunas de sus estrategias como el feedback y la comunicación 3.0 (la actual revolución comunicativa).

Más que imperio de la ley, una idónea gestión comunicativa y un buen análisis de la reacción del receptor, permitirá corregir errores o disminuir riesgos, redirigir mensajes para lograr los objetivos, optimizar canales de comunicación y evitar la propalación incontrolable en la población.

El síndrome respiratorio agudo grave que avanza en el mundo y que se extiende en las diversas regiones de nuestro país necesita ser enfrentado con la participación de todos. Es un evento de salud pública que compromete a todos porque las rutas de transmisión están en todos lados. El Perú vive una emergencia sanitaria y las autoridades sanitarias no se abastecen, por ello, los ciudadanos juegan un rol primordial en esta emergencia.

Evitar que el impacto sea fuerte o devastador, precisamente, tiene que ver con la fuerza adecuada y oportuna de la comunicación que emitan todos los estamentos, entre todos los mortales, entre todos los peruanos. El impacto en países subdesarrollados y en vías de desarrollo como el nuestro, con una educación de baja calidad, con infraestructuras precarias o falta de servicios básicos, es impredecible.

En las últimas décadas aparecían, generalmente, enfermedades que afectaban a los animales, las mismas que, sobre todo, se presentaban en el África donde la pobreza y la economía mantienen cifras altamente negativas; por lo que es difícil la erradicación de los males por falta de medios como el caso de la gripe, el ébola y el dengue (virus peligroso provocado por mosquitos en regiones tropicales y subtropicales).

En este contexto el mundo y el Perú, en especial, necesitan de aquellas personas que sepan contar bien los hechos, de aquellos que difundan los mejores mensajes con objetivos claros y altamente persuasivos, de aquellos expertos que enfrenten, directa e indirectamente, esta pandemia que avanza sigilosamente.

La información es clave en esta emergencia y, sobre todo, el feedback. Los mensajes deben ser determinantes en la reacción ciudadana. Hay que saber utilizar las redes sociales y no caer en la aguda apreciación del filósofo italiano Umberto Eco quien sostenía:

“Les dan espacio a legiones de idiotas que primero hablaban solo en el bar, después de un vaso de vino”.

Busquemos hablar un mismo idioma. Utilicemos la razón, las emociones deben esperar. La razón conduce a tomar medidas adecuadas y correctas, porque se observa, se analiza y se toma decisiones precisas y seguras. Las emociones generalmente nos conducen a un comportamiento de reacción ante una acción, sin medir consecuencias.

Herless Carrión Portilla- Periodista de investigación y candidato a doctor



Top
Coronavirus en Perú: trabajadores tendrán que tramitar nuevo pase laboral para transitar

Coronavirus en Perú: trabajadores tendrán que tramitar nuevo pase laboral para transitar