Colaborador

Colaborador

COLUMNISTA INVITADO

Acerca de Colaborador:



En la mira, las propiedades playeras

Arturo Woodman

Desde hace tiempo se conoce que existe una disposición “Teórica” que precisa que todas las construcciones que se encuentran cercanas al mar, tendrían que estar ubicadas después de los 50 metros de la línea de la más alta marea y dentro de los 200 metros de la zona de dominio restringido. Expreso, disposición “Teórica” ya que este dispositivo, hoy en día, es difícil de controlarlo o aplicarlo, dado que gran parte de las edificaciones cercanas al mar ya están dentro del dispositivo de los 50 metros.

La Caletas donde viven los pescadores artesanales, ni la serie de instalaciones procesadores de la Harina de pescado, lo cumplen, ni tampoco nuestra Marina, que tiene sus capitanías, algunas instalaciones, sus clubes y muchas viviendas veraniegas dentro de la línea prohibida, igualmente están los miles de viviendas de verano, integradas a las conocidos Balnearios, inclusive existen Institutos educativos que han dejado de lado el “Teórico dispositivo”, además se vienen incrementándose próximos al mar los Hoteles y desarrollos turísticos, inclusive la mayoría de todos estas viviendas e instalaciones enumeradas, es muy probable que fueron construidas cuando la Línea de la Marea alta, estaba más alejada que hoy y sobre todo la mayor cantidad de estos inmuebles fueron edificados hace muchos años y podrían contar con autorización Municipal o de la Marina.

Pero a pesar de esta realidad Nacional, se ha iniciado en forma insólita y ausente de criterio, de parte de la Institución Gubernamental: Bienes Nacionales (SBN) una compaña de retirar o destruir las propiedades dentro del Teórico dispositivo, habiendo comenzando por los viejos balnearios de Colán y Yacila, existentes en el norte del país en el departamento de Piura.

Este inaceptable actitud, iniciada por la SBN, sería peor a la que realizó el Gobierno Militar en los años 1968 / 1975 que a través de la implementación de una errada reforma agraria, destruyó la propiedad privada y el desarrollo Agrícola, pero en esta oportunidad la SBN no da ninguna señal, que los propietarios por afectar, no recibirán en compensación alguna cantidad de dinero, ni siquiera los Bonos que fueron entregados por las autoridades de la Reforma Agraria que no justificaron el verdadero valor comercial de lo que expropiaban o confiscaban.

La actitud iniciada en el Norte del País por la SBN, no se encuentra justificación alguna y por lo tanto deberá ser suspendida por el actual Gobierno del Ing. Martin Vizcarra, ya que al no realizarlo es obvio que esta negativa decisión de la SBN puede afectar o intranquilizar a los ciudadanos ribereños de otros Departamentos.

Estimo que la SBN en lugar de emprender estas injustificadas campañas, debería apoyar a las instituciones como INDECI y el Instituto Geofísico del Perú, que están trabajando en lograr prevenir el destrozo de las viviendas costeras y sobre todo proteger la vida de sus pobladores al presentarse un tsunami.



ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
Califican de “populista” D.U. de Martín Vizcarra para subsidiar transportistas

Califican de “populista” D.U. de Martín Vizcarra para subsidiar transportistas