Colaborador

Colaborador

COLUMNISTA INVITADO

Acerca de Colaborador:



La agenda de la defensa para el nuevo Congreso

Por: Fernando Palomino Milla

Todos estamos de acuerdo que la defensa nacional es una política pública transversal a las otras y que como tal merece ser debatida a nivel polìtico, académico y por la sociedad civil. En este sentido, el flamante Congreso de la República dentro de su rol fiscalizador tiene la obligación de debatir sobre la defensa, además de otros importantes temas, pasando a lo sustantivo.

El primer tema es debatir en serio qué FFAA queremos tener. Es decir, ¿cuál es el nivel de disuación estratégica en el plano militar que el Peru debe tener? En especial ad portas de ingresar a la OCDE. No es posible el nivel de antigüedad de las principales plataformas navales, aéreas y terrestres, obsoletas tecnológicamente, con casi 40 años de antigüedad como promedio, a pesar de los tímidos esfuerzos de reposición de activos, en los dos ultimos gobiernos, importantes pero insuficientes.

Por otro lado, dada las condiciones de indefensión que experimentamos, se requiere un Plan de recuperación de capacidades militares de largo plazo que reemplacen los osoletos equipos y plataformas que aún están en servicio, plan que debe ser aprobado a propuesta del Ejecutivo, llevado el seno del Acuerdo Nacional y debatido en el Congreso, sustentado en fuentes de financiamiento de carácter vinculante, que podría incorporarse en un dispositivo legal.

Asimismo, ¿cuál es la Política de fomento de la Industria de la Defensa? Es momento que las empresas nacionales pertenecientes a la Confiep como de la SNI exploren la posibilidad de participar conjuntamente o con empresas extranjeras extranjeras en la provisión de bienes y servicios dedicados a la seguridad y defensa, todo ello con un plan de fomento fiscal a estas actividades, así como de compensaciones industriales offset directo y/o indirecto que permita un mayor valor agregado a las adquisiciones de la defensa.

De igual forma, resulta vital el fomento de la política empresarial de las empresas del sector defensa, como el SIMA. SEMAN, FAME, cuyos estados financieros y procesos licitivos deberán no solo ser auditados por los órganos correspondientes, sino sus beneficios monitoreados por el Congreso.

Todos los temas expuestos anteriormente podrían integrarse en una Ley Marco de Recuperación de las Capacidades Militares de las FFAA peruanas trabajada codo a codo entre el Congreso y el Ejecutivo.

Finalmente, un tema de vital importancia y altamente sensible, la cuestión social de las FFAA, en especial la preocupación del personal en actividad y retiro de las FFAA respecto al justo reclamo por las pensiones, debido el expectante fallo del Tribunal Constitucional, como es conocido, porque el Ejecutivo inexplicablemente observó la dación de esta Ley por el Congreso quien la publicó por insistencia.

Por lo anteriormente señalado, la nueva Comisión de Defensa Nacional tiene un arduo trabajo que no puede ser ignorado, como fuera en la mayoría de los Congresos previos en los últimos 25 años.

Ya es momento de hablar en serio sobre la Defensa Nacional y recuperar las capacidades operativas de las FFAA para alcanzar un grado aceptable de disuación creíble, antes que sea demasiado tarde.



ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
Yehude Simon: Exgerente de Olmos confesó entrega de dinero de Odebrecht

Yehude Simon: Exgerente de Olmos confesó entrega de dinero de Odebrecht