Colaborador

Colaborador

COLUMNISTA INVITADO

Acerca de Colaborador:



Los delitos de función militar policial y retos 2020

Los militares y policías peruanos están obligados a cumplir y a hacer prevalecer la ley en toda circunstancia, aún en situaciones extremas, enfrentando a la delincuencia, al terrorismo y a toda clase de amenazas contra la sociedad. Es su deber servir a los ciudadanos con prontitud y profesionalismo.

Durante el año 2019 en el Fuero Militar Policial se han presentado 5170 denuncias, se han formalizaron 6,333 investigaciones preparatorias y se han expedido 3,200 acusaciones que se encuentran en curso en nuestro sistema judicial, por delitos de función cometidos por integrantes de las Fuerzas Armadas y de la Policía Nacional.

El delito de función es toda conducta ilícita cometida por un militar o un policía en situación de actividad, en acto del servicio o con ocasión de él, y que atenta contra bienes jurídicos vinculados con la existencia, organización, operatividad o funciones de las Fuerzas Armadas o Policía Nacional.

Es muy importante comprender aquello, ya que el Fuero Militar se ocupa de gran parte de los casos que ocurren en el ámbito militar y policial, pero no todo ilícito que cometen militares o policías puede ser materia de investigación en la justicia militar, existen también la instancia administrativa y disciplinaria y de los delitos comunes, se encarga el fuero común.
Nuestro actual Código Penal Militar Policial, tiene consignados poco más de 70 delitos de función, siendo los más resaltantes la deserción, la desobediencia, exceso en la facultad de mando, agresión u ofensas al superior, afectación del material destinado a la defensa nacional, entre otros, a los cuales nuestros fiscales están abocados a su investigación y si procede, a su acusación y los juzgados y tribunales militares policiales se encargan de su juzgamiento.

El Fuero Militar Policial está siempre vigilante para actuar de inmediato cuando hay una denuncia o hacerlo de oficio frente a cualquier signo de delito de función, con absoluto respeto del debido proceso y todas las garantías del derecho, ya que administrando justicia con rectitud y prontitud, cumplimos con nuestra misión de coadyuvar a la disciplina en las instituciones tutelares de la patria.

La absoluta mayoría de integrantes de las Fuerzas Armadas y de la Policía Nacional cumple su labor con honestidad, valentía y capacidad de sacrificio; sin embargo, la conducta inaceptable de algunos, es capaz de generar una percepción generalizada en negativo. Hay que tener mucho cuidado y no confundir la percepción que se genera por un hecho, con la verdad intrínseca de ese hecho. La justicia militar policial no se guía por la percepción ni la presión mediática, se guía por la verdad jurídica y el criterio de conciencia de los magistrados. Como institución que forma parte del sistema de justicia del País, es nuestro deber resguardar los bienes jurídicos que nos garantizan seguridad y defensa y a través de ello aportar a un mejor desempeño de nuestros militares y policías. Buscaremos hacerlo con mayor celeridad y eficiencia, el 2020 nos reta a duplicar esfuerzos.

Julio Pacheco Gaige – Abogado, Contralmirante del Cuerpo Jurídico de la Armada Peruana – Presidente del Fuero Militar Policial



ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
GyM sigue el mismo libreto de Odebrecht

GyM sigue el mismo libreto de Odebrecht