Colaborador

Colaborador

COLUMNISTA INVITADO

Acerca de Colaborador:



Nuevos retos de la industria minera en “Obras por Impuestos”

Mediante el mecanismo de “Obras por Impuestos”, el Estado impulsa la inversión pública con la participación del sector privado a través de la firma de convenios de inversión con el gobierno nacional, regional, local o universidades públicas, en los que las empresas privadas pueden financiar, ejecutar o proponer proyectos de inversión en el marco del Sistema Nacional de Programación Multianual y Gestión de Inversiones con cargo a su Impuesto a la Renta de tercera categoría.

Entre los proyectos ejecutados por el sector minero predominan, entre otros, el transporte, con la construcción y mejoramiento de carreteras; el transporte urbano, con la construcción y mejoramiento de pistas y veredas; el saneamiento, con la construcción y mejoramiento de sistemas de agua potable.

“Obras por Impuestos” ha sido exitoso para todos los actores involucrados. Para el Estado, ha reducido el tiempo en la aplicación de los planes de desarrollo nacional, regional y local; para las regiones, ha coadyuvado al crecimiento; y, para las empresas mineras, ha logrado reducir la brecha de la infraestructura que afecta especialmente al sector, aproximarlas a las poblaciones en su zona de influencia y catalogarlas como empresas socialmente responsables.

El mecanismo de “Obras por Impuestos” tiene un componente social implícito, en tanto se deriva de la necesidad de financiar un gasto común, responsabilidad originariamente del Estado. Por tanto, constituye un reto para el sector minero, pudiendo además ser catalogado como socialmente responsable, concepto que implica ir más allá de lo exigible de manera voluntaria.

La normativa aplicable de “Obras por Impuestos” autoriza a ejecutar proyectos de inversión a nivel del gobierno central, en materia de salud, educación, turismo, agricultura y riego, orden público y seguridad, cultura, saneamiento, electrificación rural, industria, turismo, pesca, deporte, ambiente, remediación de pasivos ambientales, habilitación urbana, protección social, desarrollo social, transportes, comunicaciones, justicia, acceso a servicios de atención al ciudadano, mercado de abastos, incluyendo su mantenimiento. El espacio para financiar proyectos de inversión pública es sumamente amplio, no ligado únicamente a infraestructura, sino a otros componentes -como se ha mencionado en el párrafo que antecede- que son de alto impacto.

Queda en manos del sector minero decidir su expansión en la ejecución de proyectos de inversión pública por “Obras por Impuestos” incluso fuera de su zona de influencia.

Resulta especialmente importante que el sector minero, como parte de sus políticas de responsabilidad social, pueda atender la necesidad de proyectos sociales de cara al ciudadano de a pie, como proyectos ambientales -reforestación de zonas áridas, limpieza de ríos, implementación de áreas verdes-, acceso a servicios de atención al ciudadano, protección social, cultura e incluso avances tecnológicos. Son muchos los retos del sector minero en “Obras por Impuestos”. Un buen comienzo sería entender que existe una línea fina entre el cumplimiento de sus obligaciones tributarias y su categoría de empresa socialmente responsable. Esta categoría implica ir un poco más allá, llevando a la empresa minera a trabajar para expandir y diversificar la ejecución de sus proyectos. ¡La pelota ya está en la cancha!

Rossana Gusukuma – Abogada Senior. Estudio Torres y Torres Lara.



ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
Gerardo Sepúlveda: solicitan impedimento de salida del país para exsocio de PPK

Gerardo Sepúlveda: solicitan impedimento de salida del país para exsocio de PPK