Colaboradores

Colaboradores

COLUMNISTA INVITADO

Acerca de Colaboradores:

No debemos decir todo lo que pensamos, sino pensar todo lo que debemos decir.





El abrazo de dos grandes religiones

Acaba de celebrarse la visita del Papa Francisco a Marruecos. No se trata solo de una visita de Estado, sino de un encuentro significativo de dos grandes religiones, de los líderes de la Iglesia católica y del islam, Francisco y el rey Mohammed VI, “Comendador de los creyentes” y descendiente del profeta Mahoma.

Dicha reunión se realiza en el contexto de los 800 años del trascendental e histórico encuentro entre san Francisco de Asís y el sultán al-Malik al-Kamil, sobrino del célebre Saladino. El santo italiano acudió a visitarlo, en medio de las Cruzadas, con un mensaje de paz.

San Francisco se oponía a las Cruzadas e incluso se enfrentó con la jerarquía eclesiástica de la época, siendo maltratado por el Papa Inocencio III. Hizo una Regla en donde impulsaba la tolerancia religiosa. El sultán conoció a un cristiano verdadero que predicaba la paz y el amor.

Ambas religiones, la cristiana y la musulmana, son de paz. Lo que sucede es que a pesar de que coexistieron cerca de 1,400 años no se conocen. Por ignorancia se cree que el Islam tiene un credo agresivo, pero como dice el erudito musulmán Fetullah Gülen: “un terrorista no puede ser musulmán y ningún verdadero musulmán puede ser un terrorista”.

La reunión de ambas autoridades religiosas fue fundamental para que el mundo sepa que son dos religiones pacíficas, que la violencia no está en sus credos y que la tolerancia debe ser guía para sus seguidores. Musulmanes y cristianos ábranse al mundo, mundo ábrete a los musulmanes y cristianos.

Los cristianos son ahora –como en sus orígenes– la religión más perseguida del mundo y muchos musulmanes que han emigrado a otros países son vistos con recelo y hasta recibidos con hostilidad.

Marruecos es hoy uno de los países árabes más tolerantes para la libertad religiosa. Falta más para la perfección, pero es un buen inicio. El rey Mohammed VI hizo reformas para alejar y/o eliminar el integrismo. En este sentido, asimismo, fundó el Instituto Mohamed VI –en el año 2015– de formación de imanes y predicadores en Rabat, capital marroquí, que lidia contra las pláticas radicales y es base de su diplomacia religiosa.

Justamente Francisco fue el primer Papa en visitar un centro de formación musulmán –que educa también imanes extranjeros de África, Asia y Europa– y fue recibido con ovación. Un estudiante francés condenó ante el Papa y ante el rey, los atentados islamistas en Francia.

De otro lado, el Papa Francisco celebró la misa más grande que realizó un Sumo Pontífice en el mundo árabe, a la que acudieron más de diez mil personas.

Entre otros ítems, por primera vez dos líderes religiosos abordaron el estatus de Jerusalén, como “patrimonio común de la humanidad” y para “los fieles de las tres religiones monoteístas”; además el tema de los migrantes y la defensa del medio ambiente.

El Papa Francisco emuló a San Francisco de Asís: “Haz de mí un instrumento de tu paz”.

Por: Ricardo Sánchez Serra





ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
“Moqueguanos” pierden poder en el Ejército

“Moqueguanos” pierden poder en el Ejército