Colaboradores

Colaboradores

COLUMNISTA INVITADO

Acerca de Colaboradores:

No debemos decir todo lo que pensamos, sino pensar todo lo que debemos decir.





Popolizio, el aborto y la diversidad en la OEA

Giuliana Caccia (*)

Los pasillos de los pabellones de la Plaza Mayor de Medellín están revueltos. Ahí se está llevando a cabo la 49 Asamblea General de la OEA. Si bien hay muchos temas que se vienen abordando en las distintas sesiones, hay uno que es el protagonista entre las asociaciones de la sociedad civil: la elección de cuatro miembros de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. Este es un órgano principal y autónomo de la OEA, encargado de la promoción y protección de los derechos humanos en la región. Sin embargo, desde hace diez años, teniendo como aliada a la Corte Interamericana de Derechos Humanos, ha sido uno de los mayores responsables de impulsar el aborto y las políticas LGTBI en países de la región.

La elección será mañana por la tarde durante la Cuarta Sesión Plenaria. Los candidatos son cinco. Tres de ellos son mujeres que están abiertamente a favor del aborto y los lobbies LGTBI. Una de ellas, Esmeralda Arosemena, dijo abiertamente que el mayor problema que enfrentan los estados americanos son los “conservadores y los antiderechos”. Por otro lado, hay dos candidatos varones con una línea ideológica más alineada a los principios de la Carta de la OEA en cuanto a la soberanía de los países.

Sin embargo, llama la atención que el canciller peruano, Néstor Popolizio, haya propuesto entre los candidatos a una peruana que está abiertamente a favor del aborto. Su nombre es Julissa Mantilla Falcón. Abogada por la PUCP, tiene un diplomado en género por la misma universidad. Además es docente de la Maestría en Género de esa casa de estudios. La doctora Mantilla se ha manifestado abiertamente a favor del aborto en distintas ocasiones. Inclusive podemos encontrar fotos de ella con el pañuelo verde en el cuello. Dudo mucho que Popolizio ignore que la Constitución del Perú protege la vida desde la concepción. Por eso el signo de interrogación flota en el ambiente.

Por otro lado, también causa extrañeza que en la propuesta de resolución para el fortalecimiento de la Comisión Interamericana de Mujeres, el Perú haya manifestado estar de acuerdo con cambiar el texto original para que este incluya “mujeres y niñas en toda su diversidad”. Estos son términos claramente ideológicos que no están contemplados en nuestras leyes. Así, apoya las propuestas de Canadá cuya agenda promueve claramente las políticas LGTBI y abortistas.

Queda un día más de sesiones. Mañana sabremos si es que el gran aporte peruano a los Estados Americanos es una comisionada que está a favor del aborto. O si, en cambio, el canciller y nuestra delegación cumplen con su misión de hacer respetar nuestras leyes y soberanía. Recordemos que ninguna resolución de algún órgano de la OEA puede estar por encima de nuestra Carta Magna. Y el Perú sigue reconociendo al concebido como persona humana. No lo olvidemos. Y que tampoco lo olvide Néstor Popolizio.

(*) Directora de FAM – Fundación para la Familia.





ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
Desestabilización en Latinoamérica es general

Desestabilización en Latinoamérica es general