Colaboradores

Colaboradores

COLUMNISTA INVITADO

Acerca de Colaboradores:

No debemos decir todo lo que pensamos, sino pensar todo lo que debemos decir.





Prisión preventiva de 36 meses para PPK

Hace varios días he opinado sobre este tema y lo he hecho en cuanto experto en la materia, he argumentado con solvencia que desde el estricto ámbito del derecho que nos rige no hay escapatoria de una prisión y futura condena para PPK.

El tema de PPK es un tema de tiempo y nada más. Los graves elementos de convicción que existen contra él y que lo vinculan a delitos que contienen penas altas por su condición de funcionario público al tiempo de su comisión, tienen un alto reproche social y moral que se evidencian a toda luz.

Pero, la pregunta que todo peruano que conoce estos temas se hace o debe hacer es si era oportuno que el Poder Judicial, representado en este juez traído de provincia para estos delicados asuntos, se pronuncie por dictar 36 meses de prisión preventiva, teniendo la alternativa de una detención domiciliaria, pensando que se trata de un hombre de más de 80 años que se encuentra internado en una clínica en condición de cuidados intensivos y sobre todo que debe primar como columna de la justicia, la libertad de la persona durante una causa.

Vamos por partes y cucharadas, en principio considero que en derecho legal PPK se merece ese fallo de prisión preventiva, los tres requisitos se advierten con meridiana claridad y la excepción de los mayores de 65 años también tiene sus excepciones y es cuando se  pueda obstaculizar y a criterio del juez ha sido el caso.

Sin embargo y no obstante lo dicho hasta ahora, a veces y sólo a veces el Derecho legal debe vestirse del ropaje de la Misericordia que es un valor deíco, sólo reservado a Dioses y es que los magistrados en la tierra encarnan una tarea deíca que es la de juzgar sobre la propiedad y sobre todo sobre la libertad de los demás.

Consecuentemente creo que más allá de imperativos legales y por temas de misericordia que son también imperativos de justicia dadas las circunstancias que la patria vive, fundamentalmente por la conmoción en la que estamos sumidos con el tema García y el hecho de ser un anciano en cuidados intensivos, correspondía una detención domiciliaria que nada hubiera afectado la futura condena irreversible que le espera.

Sin embargo, no ha sido así, los fiscales quizá porque mal entienden que su tarea es ser un Javert de un Valjean insistieron en mantener el pedido de prisión. Y el juez, creyendo con eso que hace verdadera justicia y no admitiendo ceder tal como lo hizo el Juez Inicuo en la Parábola de Lucas, acata el pedido y decreta 36 meses de prisión para PPK.

Lo que se evidencia con el pedido y con el fallo es que en nuestro país no hay capacidad de nuestras autoridades judiciales de compasión, caridad y respeto por el otro. La mayor prueba es también Fujimori, recluido por un fallo venal y prevaricador que no correspondía, pues lo que correspondía conforme el dictado de la Corte IDH era el Pronunciamiento del Tribunal Constitucional.

Lo que se prueba es que hay que hacer una dramática reforma judicial de todos los niveles para que los operadores jurídicos comprendan no solo que hay que investigar para detener y no detener para investigar sino, fundamentalmente, para que tengan claro que una administración de justicia que no tenga chispas de misericordia está condenada a la barbarie y con ello a su propia extinción.

Dr. Carlos Torres Caro





ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
Luciana León: “Conocí a Peña Quispe, pero no significa que yo sea parte de una red criminal”

Luciana León: “Conocí a Peña Quispe, pero no significa que yo sea parte de una red criminal”