Sorprendentes hipótesis electorales conspirativas, en las últimas semanas, habrían nacido en mentes elucubrativas. Pero quizá resulte que nos muestran la verdad que día a día se devela, de cómo se habría manipulado el proceso electoral y direccionado bolsones de votación, por lo menos, en las últimas elecciones.
En retrospectiva, cuestionémonos ¿cómo así Vizcarra logró la más alta votación congresal? ¿Cómo un desconocido Daniel Olivares, obtuvo 80,649 votos? ¿Cómo los pescaditos, invisibles para los radares de las encuestadoras, dieron el batacazo en las pasadas elecciones complementarias? ¿Cómo Perú Libre, con menos de 1 % de intención de voto, a pocas semanas de la primera vuelta electoral, la ganó? ¿Cómo las altas intenciones de voto de Verónika Mendoza y Yonhy Lescano, en el Sur Andino, se desvanecieron? ¿Cómo es que, donde sólo hubo personeros de Perú Libre, los resultados electorales desafían las estadísticas? ¿Cómo así las impugnaciones y nulidades de votos y actas electorales, a nivel nacional, resultan siendo mayoritariamente en contra de uno de los candidatos?
¿Realidad o ficción? Quizá todo ocurrió sin la intervención de una mano HERMANITA; o, de repente sea que el 6 de junio, sobre el espacio territorial peruano brotó un espectro magnético, un vórtice hechicero, que mágicamente benefició a la izquierda peruana, determinó que los fallecidos emitan sus votos, los menores de edad voten, los peruanos en el extranjero voten en el Perú, parientes voten en las mismas mesas electorales, que en las mesas donde ganó la derecha los miembros de mesas y los funcionarios de la ONPE no sepan sumar, o que un oscuro poder maléfico se apoderó de la voluntad de ciudadanos perulibristas para destruir ánforas de votación y para suplantar cédulas de votación.
Hermanos peruanos, resulta sorprendente que altos funcionarios, en los últimos años, hayan transitado entre las instituciones del sistema electoral, siendo que, la Sra. Dina Boluarte, candidata a primera vicepresidencia de Perú Libre, actualmente es funcionaria de Reniec. Además, tengamos en cuenta que, algunos altos funcionarios de Reniec, ONPE y el JNE, son cuestionados por su actual y/o pasado activismo político comunista.
Quijotes, nada en esta vida es casual. Todo lo antes dicho debería ser suficiente razón para que Reniec, ONPE y el JNE, de oficio, actúen investigando todo aquello que así lo amerite, con la finalidad de asegurar la verdad electoral.
Sea quien sea que gane la presidencia, deberá ser ungido con el bálsamo de la victoria electoral. El que haya sabido aprovechar las debilidades del sistema electoral, pues que así sea. Pero de allí a aceptar que se haya manipulado e interferido el sistema electoral para en beneficio de uno de los candidatos ¡CLARO QUE NO!
Quijotes, las históricas injusticias sociales no son justificación para pretender imponérsenos una DICTADURA ROJA EN REPRESENTACIÓN DE LOS MÁS NECESITADOS. Entonces, si el profesor Pedro Castillo ganó la elección por un voto de diferencia…. ¡que este voto no sea un voto tramposo!
Como veo las cosas, deberemos nuevamente ponernos las pesadas armaduras para seguir con la ¡JUBILACIÓN POLÍTICA! de LOS INNECESARIOS.

Para más información, adquiere nuestra versión impresa o suscríbete a nuestra versión digital AQUÍ.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook, Twitter Instagram.