El gobernante se derrumba como un castillo de naipes. El prístino reportaje de ‘Cuarto Poder’ nos mostró las trapacerías ocurridas en la llamada ‘casa de Breña’, inmueble cedido al mandatario por un empresario cajamarquino que contrata con el Estado. Son solo las fechorías de algunos días, porque, con seguridad son muchas más.

Los memes cachacientos sobre wáteres que sorprenden con 20,000 dólares en su interior son profusos. También las canciones donde Castillo es Pedro Navaja, ladrón de esquina. Los peruanos no merecemos tanta indignidad. Castillo está perforado, craquelado y cree que sometiéndose a la justicia de los ronderos que él legaliza, sus amigos, quedará limpio.

La vacancia fue un acierto. Lo dijo bien la congresista Patricia Chirinos: Castillo nos irá dando pruebas de su incapacidad moral permanente. Al inicio escuchamos argumentos legalistas y absurdos en contra. Incluso apareció un exministro, acusado de tráfico de personas, que pretende que el Poder Judicial defina la incapacidad moral. Cuando él y Castillo son la viva imagen de ello.

El reportaje sobre la siniestra ‘casa de Breña, muestra que tenemos un poder paralelo, clandestino, que no se rige por la Constitución y las leyes peruanas. Es el gobierno furtivo de Sendero Luminoso. Un partido que tiene 50 años de actividad y que actúa de manera oculta, nunca dando la cara.

Castillo es el facilitador de poder para este sanguinario grupo subversivo. Tiene un ministro visible, el de Educación, y probablemente haya más. Amparado en el desmadre que vivimos nombra prefectos y funcionarios vinculados con el atrabiliario pensamiento Gonzalo. Sendero está introduciéndose en el aparato de Estado con rapidez. Cuenta con dos partidos y ha dividido al magisterio, a las rondas campesinas, creando organismos afines ellos y ganando espacio político.

La coima, la cutra, el robo, siempre serán más vistosos. Pero la infiltración senderista en el gobierno de Castillo es de cuidado. Sendero avanza, eso es claro. Sigue denigrando a la democracia y tiene cierta ascendencia en el sector más pobre del país. Aquellos que ven que el Congreso, los gobiernos, la institucionalidad democrática no les soluciona sus problemas. Aquellos que no están siguiendo la vacancia.Regímenes corruptos como el de Toledo, Humala, PPK, Vizcarra y Sagasti abonan para que Sendero se reproduzca. Es una realidad.

Igualmente, es necesario que los economistas sensatos hagan saber su opinión sobre la debacle económica que se nos viene si Castillo continúa en el poder. La minera Las Bambas cerró sus operaciones, hay populismo de bonos, el gasto social está politizado, los gobiernos regionales son incapaces de gastar, la mayoría roba.

La vacancia de Castillo es un imperativo moral. Organizar lo que viene después es algo que deberían discutir las fuerzas políticas democráticas. Aquellas que quieren sostener al gobierno y contribuir a la gobernabilidad, favor abstenerse. Están devaluadas, la población los rechaza.

Mira más contenidos siguiéndonos en FacebookTwitter Instagram, y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.