El coronavirus sume en pánico y mortandad a la especie humana (7,800 millones). De entre los países, Perú es el peor siniestrado, precedido solo por Bélgica. Paralelamente, las elecciones generales, excepcionalmente decisivas fijadas para el 11 de Abril próximo, a solo 7 meses y días, obligan al etnonacionalismo, mentor ideológico del Perú profundo, efectuar las siguientes precisiones:

1) Las elecciones, sí o sí, deben realizarse en la fecha fijada por el Presidente de la República.

2) Cada provincia con minería, debe utilizar el ejemplo de Espinar, que ha logrado cobrar un mínimo (3%) del canon minero en base a un paro indefinido en pleno estado de emergencia y al costo de encuentros con la Policia y soldados, con heridos por armas de fuego y judicialización.

3) A los días de su éxito, la provincia vecina arequipeña Condesullos, percibió lo suyo con una simple amenaza de paro.

4) Los millones de peruanos excluidos del trabajo, vendedores ambulantes son objeto de suplicios en las calles de la urbe limeña y ciudades del Perú, vanamente, pues la situación de ellos como lo manifiestan “es preferible morir de coronavirus que de hambre”.La medida es estúpida pues no se les puede desaparecer. Únicamente proporcionarles ocupación, prohibiendo la importación de confecciones y productos alimenticios; pues, vienen subsidiados por sus gobiernos. Son competencia desleal, prohibida por la Organización Mundial del Comercio y es delito en el Perú.

5) Para el trabajo masivo desde aldeas hasta Lima, restablecer las 45 horas semanales de escolaridad (reducidas actualmente a 24), que obligará por lo menos a duplicar sus locales creando trabajo a todo tipo de profesionales.

6) Para la misma finalidad, exigir a las transnacionales mineras utilizar productos alimenticios de su localidad: provincia, departamento, etc., teniendo de proveedores a los lugareños.

7) Exigir al Presidente establecer el Consejo de Defensa Nacional para resolver mejor la cuestión del coronavirus y de las próximas elecciones; pues, están a la vista conspiraciones para quitarle su inmunidad, en cuyo caso deberá actuar personificando a la Nación y mediante resolución supra urgente declarar incurso en delito de motín al Legislativo, incluida su Comisión Permanente. No se descartan situaciones fuera de lo normal como un magnicidio.

8) Exigir al Presidente Vizcarra que no se alquile a la Policía nacional como guachimán de las transnacionales. En asuntos entre comunidades versus transnacionales, el Estado no es parte, es autoridad.
Espinar debe tomar la iniciativa de convocar a un foro para ver la candidatura presidencial que debe recaer en una personalidad parecida a José Luis Bustamante y Rivero.