El efecto que tuvo la crisis sanitaria durante el 2020 por el coronavirus y en el que aún seguimos viviendo ha generado en muchas empresas grandes inversiones en infraestructura y desarrollo tecnológicos.

Según Diego Gutiérrez Ramos, experto BI (Business Intelligence Analyst Expert ) y jefe de marketing y producto en SEGO, la digitalización ha hecho posible el teletrabajo masivo, y ha llegado para quedarse y regularse en este país. El covid-19 ha llevado a muchas empresas a cambios que ya eran inevitables y programados para futuros años a realizarlos en tan solo uno, ha acelerado de una manera increíble el proceso de digitalización en las empresas por que ha impactado al elemento más valorado de una empresa, nosotros mismos.

Nos ha impulsado a tener un mejor conocimiento de la cultura digital y ha permitido a las empresas la agilidad en la incorporación de tecnología, digitalización de procesos y establecimiento de una cultura colaborativa, siendo el teletrabajo una de ellas.

Al igual que el covid con sus etapas, esto ha ocurrido igual en el mercado TI y el tipo de productos y servicios de tecnología. Desde inicios de confinamiento, la compra de una laptop, impresora, mejora en la velocidad de internet y herramientas de colaboración, fueron los productos y servicios que tuvieron un rápido crecimiento. La continuidad de negocio fue clave y, por tanto, todo lo que aportó esta continuidad era la prioridad en cualquier empresa.

Con estas etapas, muchas organizaciones (más del 68%) han adoptado políticas de teletrabajo de manera acelerada, por lo que la tarea pendiente de las empresas es adaptar y hacer más eficientes los procesos, de forma que sea posible convertirse en una empresa que sea capaz de responder al mercado de manera flexible y rápida ante cualquier cambio del mismo.