Crecimiento con sabor a pescado y azúcar

Crecimiento con sabor a pescado y azúcar

No pudo tener un mejor ingreso Carlos Oliva al Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), porque ha coincidido con la noticia del crecimiento del Producto Bruto Interno (PBI) registrado en el mes de abril: 7.81 %.

Esta espectacular alza tiene entre sus principales factores el incremento de la producción de harina de pescado, la refinación de oro y azúcar, y también del agro.

No queda duda que el aumento de la biomasa de anchoveta (10.84 millones de toneladas) disponible para la pesca, elevó su captura mensual a un millón de toneladas. Con este récord no solo se elevó el sector Pesca, sino también Manufactura que incorpora el alza de la producción de harina de pescado (162.15 %).

En el sector Manufactura también se registra un notable incremento en la refinación de zinc en Cajamarquilla, oro en Southern Perú y estaño en Minsur (15.06 %). Con menos participación en el resultado global, el Grupo Rodríguez exhibe un sustancial aumento que lo ha llevado a exportar azúcar en los mercados de nuestros vecinos Chile y Ecuador y la lejana Italia.

En este mismo sector de Manufactura, el rubro textil experimentó un notable repunte (18.91 %), donde ha tenido mucho que ver la fiebre mundialista. También se observa un repunte sorprendente es en la fabricación de jabones, bisutería, conservas, muebles, etc.

En Construcción también se aprecia este buen viento (10.55 %), por la modernización de la Refinería La Pampilla y la retoma del gasto en inversión pública.

La Agricultura también brindó su aporte. Brillan como el sol el aumento de producción de la papa (10.86 %), el arroz (55.57 %), el maíz duro (27.98 %), entre otros.

Estas buenas cifras, como se ha comprobado en el pasado, pueden esconder una bomba de tiempo. En el primer trimestre del año, un paro de los agricultores de papa consiguió que el Gobierno les compre 50 mil toneladas. Un escándalo. Al poco tiempo, el mal ejemplo cundió, porque los productores de arroz y maíz de la región San Martín se fueron a paro exigiendo que el Gobierno compre su exceso de producción.

Por último, y no menos importante, es recordar que este PBI de abril se calcula comparando con el mismo mes del año anterior, en el cual se restan dos días laborables por los feriados de Semana Santa.