Creer para volver a crecer

Creer para volver a crecer

En el marco de la última Conferencia Anual de Ejecutivos – CADE en el Cuzco, el presidente del evento, Juan Fernando Correa, abordó la problemática peruana con un llamado a los empresarios a colaborar con el crecimiento económico, promover la confianza y luchar contra la pobreza para alcanzar verdaderos resultados.

Correa destacó que los empresarios deben tomar conciencia y adoptar una participación activa en la reactivación del país, enfocándose en la lucha contra la pobreza y el desempleo. Afirma que “no se puede culpar al Estado y quedarse de brazos cruzados.”

El lema “Volver a Creer para Volver a Crecer” plantea desafíos a los empresarios para convertir esta frase en una realidad. Esta realidad, según el presidente del CADE, no se limita a la situación económica narrada en foros, sino a la percepción de la población hacia el mundo empresarial que resulta ser mayoritariamente negativa.

El punto de partida es buscar que el mundo empresarial reconozca su desconexión con la población, especialmente con los más necesitados. El empresariado es percibido como indolente y distante por las mayorías que se sienten invisibles ante el Estado y las empresas. A pesar de los esfuerzos, la realidad del país es definida por esa percepción ciudadana que hoy resulta negativa, exigiendo una revisión honesta, aceptando la necesidad de cambios significativos.

El verdadero desafío para “volver a creer” implica recuperar la confianza de la población en el sector privado, el país y en los propios empresarios; conexión esencial para restablecer la estabilidad social y crecer a corto, mediano y largo plazo. Especialmente después de seis años con seis presidentes, meses de inestabilidad,sin síntomas de solución y escasos dos años para lograr objetivos.

Propone acciones concretas, instando a las empresas a involucrarse directamente para mejorar las condiciones de las comunidades, desde infraestructura educativa, salud, hasta la seguridad ciudadana. La colaboración entre empresas es necesaria para maximizar resultados positivos, pues las iniciativas individuales suelen diluirse sin impactar significativamente en la sociedad. Plantea usar recursos legales como “Obras por impuestos” y acciones conjuntas entre el sector público y privado.

Destaca la necesidad de cambiar regulaciones absurdas que obstaculizan el progreso de las personas y empresas. “Estas regulaciones deben cambiar y muchas ser eliminadas”.

Enfatiza la importancia de la unión empresarial para superar la fragmentación y lograr impactos significativos en áreas críticas. Potenciar a los gremios empresariales y centros de pensamiento impulsará cambios positivos, evitando que grupos mercantilistas que lideran las iniciativas legislativas sigan haciendo daño.

Concluye convocando a la acción colectiva del sector empresarial. “¿Podemos hacer algo más de lo que hacemos? Por supuesto que sí”. Aboga por que este CADE Ejecutivo 2023 marque la diferencia para evitar el regreso de gobiernos populistas mediante la unión.

“Jamás tendremos resultados diferentes haciendo lo mismo de siempre”.

Los empresarios en América enfrentan desafíos compartidos que requieren respuestas colectivas, aprendiendo de los errores del pasado para evitar gobiernos populistas que perpetúan la desconfianza y la desigualdad. Convertir palabras en acciones, reconectarnos con la sociedad y demostrar compromisos genuinos es la clave para superar percepciones negativas, evitar la amenaza de gobiernos totalitarios, construyendo sociedades justas y sostenibles. Los desafíos globales demandan respuestas que nacen con acciones locales y personales. “Creer para volver a crecer” es un llamado a la acción que puede cambiar el rumbo de las naciones en América.

Mira más contenidos siguiéndonos en Facebook, Twitter, Instagram, TikTok y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.