¿Cuántos partidos y de qué pensamiento político serán para las siguientes elecciones?

¿Cuántos partidos y de qué pensamiento político serán para las siguientes elecciones?

De los 24 aptos para las elecciones generales de 2021, diez lograron representación congresal, siete abiertamente blindan al presidente Pedro Castillo contra todo intento de vacarlo, suspenderlo o inhabilitarlo. Los otros tres, explícitamente opositores, pero, al igual que los anteriores, no son representativos, más bien son consideradas organizaciones corruptas de propiedad de delincuentes disfrazados de políticos.

En las últimas elecciones subnacionales, los movimientos regionales de izquierda fueron los que se hicieron de la gran parte de los gobiernos regionales y alcaldías. Estas organizaciones, al igual que los partidos de rango nacional, son de propiedad de algún cuestionado cacique provincial que, valiéndose de la poca rigurosa normativa electoral, y de sus amistades en la Fiscalía y el Poder Judicial en el ámbito de sus regiones, con sospechosa indulgencia, rara vez son sancionados penalmente y, en base a dádivas, compran voluntades electorales, haciéndose amos y señores de las regiones y alcaldías, una y otra vez.

A la fecha, ante el Registro de Organizaciones Políticas – ROP, son 14 las que buscan su reinscripción o inscripción, siendo la mayoría de discurso seudo izquierdista y otros posesionados al centro. Partidos de derecha tradicional explícita no se ven. Sin embargo, recorriendo las calles e impactado por sus contenidos en redes sociales, se conocen, por lo menos, a dos organizaciones abiertamente anticomunistas. Se trata de los movimientos libertarios a los que podríamos considerar, por sus postulados, de extrema derecha con rasgos progresistas. Así tenemos al denominado partido político Tu Independencia – TI, al Partido Libertario Peruano – PLB, ambos muy activos (como debe ser) presentes en las manifestaciones, creando y fortaleciendo organización, preparando académicamente a sus cuadros políticos, que su requisito sine qua non es no ser un político tradicional, ni tener un prontuario delictivo como currículum vitae.

También han comunicado su intención de fundar nuevos partidos políticos, entre otros, Jorge Nieto (Partido del Buen Gobierno), los señores Rafael Belaunde Llosa y Pedro Cateriano (Libertad Popular), Alberto Borea (Unión Democrática de Centro). Camuflados y en silencio, pretenden la inscripción de dos partidos, dicen por allí, patrocinados por el actual gobierno: Peruanos Como Tú – PCT, con sede en Chota-Cajamarca, que en el imaginario colectivo podría interpretarse como Partido Comunista de los Trabajadores; y tenemos al Partido Primero la Gente, que tendría como impulsor a Miguel de Castillo, persona, se dice, que es muy allegada al presidente Pedro Castillo.

Bueno. Las cosas así, tendríamos que preguntarnos cuántos partidos, para las siguientes elecciones, habrán logrado su inscripción ante el ROP; cuántos son de izquierda, de centro o de derecha. Cuántos serán realmente organizaciones políticas, no tendrán dueño, no estarán lideradas por un delincuente, pero, sobre todo, cuántos estarán integrados por jóvenes representativos del mundo andino, amazónico y urbano. Me parece que, de seguir así la tendencia, de no involucrarse los jóvenes y liderar el escenario político renovado, tendremos una elección con decenas de partidos políticos basura, con una derecha fraccionada, con una izquierda rancia, anacrónica y violentista como protagonista.

Mira más contenidos siguiéndonos en FacebookTwitter Instagram, y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.