Las recientes noticias sobre las pérdidas de Credicorp en el segundo trimestre (IIT) de este año, que ascendieron a 620 millones de soles (MMS/), atribuida al congelamiento de deudas en los meses de abril y mayo, así como el incremento de provisiones -aportes de capital por deudas impagas- son una clarinada de alerta de lo que está ocurriendo en el sistema bancario.

Los impagos de los créditos a nivel empresarial y personal, van camino a ser hecho corriente, la reactivación será lentísima y habrá más quiebras y despidos. Lamentablemente la demanda interna está seriamente afectada por la ola de pérdida de empleos, que en Lima Metropolitana bordea el 50% de la Población Económicamente Activa (PEA). Según reporte del mes de julio de la Gerencia de Estudios Económicos del Banco de Crédito del Perú, hay sectores que recién a fines del próximo año podrán recuperar el nivel de ingresos que tenían a fines de 2019, entre ellos están: restaurantes, centros comerciales, cines, automotriz y universidades; mientras que otros como el turismo no llegará a esa posición hasta diciembre de 2022.

Todas estas actividades son intensivas en empleo y los afectados desde el próximo mes, cuando se hayan acabado los fondos retirados de las CTS y de las AFP, comenzarán a incumplir masivamente sus obligaciones crediticias, por más reprogramaciones que se les haya realizado.

El Informe de Estabilidad del Sistema Financiero (IESF), publicado en noviembre del año pasado por la Superintendencia de Banca y Seguros (SBS), calificaba como estrés severo (ES), que implicaba incrementar el Riesgo de Incumplimiento (RI) del crédito de consumo, al 2022, de 7.6% a 10.6% si la economía peruana se contraía en el 2020 en 1.0% y crecía en 0.5% en el 2021, es decir un efecto acumulado de -0.5% respecto al 2019. A la fecha el FMI, nos pronostica -13.9% para este año y +6.5% para el próximo, que significa -8.3% acumulado respecto al año pasado.

Sería bueno conocer por parte de la SBS el estimado del RI, en las condiciones señaladas que exceden largamente el ES definido en su informe del 2019. Es más que seguro que muchos bancos van a tener serias dificultades para hacer provisiones; el efecto producido en Credicorp en el IIT es más que elocuente.