Cuidar el ciclo natural del agua

Cuidar el ciclo natural del agua

La falta de lluvias en algunos países impacta en sus economías debido a que diversos sembríos y negocios conexos se abastecen con el agua que cae, por otro lado existen regiones con lluvias devastadoras, es decir, por un lado sequías y por el otro inundaciones. Estas manifestaciones son consecuencias del cambio climático que afecta al ciclo del agua.

Este desbalance está causando millonarias pérdidas a las sociedades porque el agua se está evaporando a una velocidad más rápida de lo usual debido al cambio climático, así lo indicó un artículo de la revista Scientific Reports, difundido por la web Responsabilidad para todos. El ciclo natural del agua está afectado, la evaporación, condensación, precipitación y recolección cada vez se acelera por el aumento de las temperaturas, eso conllevará a que se prologuen los periodos de sequía o que las lluvias caudalosas y las inundaciones sean cada vez más agudas y frecuentes.

El informe anuncia que el planeta al calentarse un grado, el ciclo del agua también lo haría, si se intensifica hasta en un 7% se tendrán áreas húmedas 7% más húmedas y áreas secas 7% más secas. De allí que para los expertos, las lluvias producidas en la Antártida serían una señal. En tanto que se vaticina que las sequías se podrían propagar en Australia y el sur de África.

La UNESCO también ha dado la voz de alarma, el consumo de agua se ha multiplicado por seis en el último siglo y su ritmo de crecimiento es 1% anual. Sin embargo, resalta también los esfuerzos de las naciones para gestionar los recursos hídricos con técnicas para extraer el metano (gas de efecto invernadero) de las aguas residuales no tratadas y utilizar el biogás y generar así energía para su procesamiento. Esta técnica ha sido ya implementada con éxito en países con escasez de agua como Jordania, México, Tailandia y el Perú, en donde se redujeron las emisiones contaminantes en miles de toneladas de CO2, con lo cual se logró ahorrar presupuestos y mejorar la calidad del servicio.

Otros expertos proponen soluciones para implementar en el corto plazo, con costos bajos e importantes beneficios económicos, sociales y ambientales. Existen alternativas para que el ciclo del agua siga su rumbo, por ejemplo que se recarguen los acuíferos, recuperar el bosque nativo, los humedales y las riberas de ríos. Todo ello, contribuye a recuperar el ciclo natural del agua. También el respeto a las normas que resguardan nuestros recursos naturales y las actitudes de las personas. El planeta está advirtiendo estos cambios y muchos de ellos son definitivos, con consecuencias para el hoy y el futuro de todos nosotros.

Mira más contenidos siguiéndonos en FacebookTwitter Instagram, y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.