Con la llegada de la pandemia por covid-19 a nivel mundial, se detectaron nuevos riesgos que permiten a los cyberdelincuentes acceder a información de valor debido a la falta de un plan de contingencia por parte de las organizaciones para asumir una nueva normalidad que implica trabajar y estudiar desde casa.

En la actualidad, los profesionales en tecnología y seguridad informática se enfrentan día a día a diferentes ataques de ransomware dirigidos, que se filtran en su mayoría a través de un e-mail para encriptar o secuestrar la información de valor de una empresa.

Según Horatiu Bandoiu, gerente de marketing de Bitdefender, el 50% de las organizaciones no tenían ningún plan de contingencia antes de la covid-19, no tenían una visión ni estrategia desarrollada por los profesionales de cyberseguridad para afrontar ataques masivos y dirigidos, comentó en una reunión digital con periodistas, donde presentó el estudio “Panorama de Amenazas Empresariales 2020”.

En este informe fueron encuestados 6,800 profesionales de cybserseguridad a nivel mundial, quienes determinaron que el 49% de las organizaciones van a sufrir o han sufrido un ataque masivo debido a la cantidad de personas que trabajan desde casa. Se piensa que el trabajo remoto es una puerta abierta para que el atacante tenga vías de entrada a información y copias de backup y pedir rescates millonarios.

El estudio “Panorama de amenazas empresariales 2020” realizado por Bitdefender determina que el 63% de encuestados cree que su organización está amenazada. Frente a ello el 27% de las empresas no tienen una estrategia contra las ciberguerras potenciales, por ello el 72% considera que debe contratar gente dentro de su compañía con habilidades tecnológicas importantes.