Hult Prize es una fundación creada en el 2009 con la finalidad de atender problemas sociales. Cuenta con el respaldo de Hult International Business School, la ONU y la Fundación Clinton. Cada año organiza un concurso a nivel mundial con un reto de carácter social, basado en objetivos de desarrollo sostenible. A partir del reto, se generan las ideas de proyectos de emprendimiento en cientos de universidades e institutos en el mundo.

En el 2018, el programa OnCampus –una de las etapas de Hult Prize–, se incorporó en la Universidad Peruana Cayetano Heredia (UPCH) con la participación de diferentes estudiantes. Ese año, Thalía Chamorro, estudiante de la Facultad de Educación de la UPCH, participó con el proyecto “Never Stop Learning”, que consistía en generar 10,000 plazas de empleo significativo en los próximos diez años. Asimismo, la propuesta de emprendimiento abordaba la reducción de la deserción escolar mediante la educación no escolarizada de la población más vulnerable.

Más adelante, la Fundación Hult Prize realizó la convocatoria anual para elegir a los Campus Director de todas las universidades e institutos, a través del equipo organizador de Hult Prize en Perú, donde Thalía fue seleccionada como Campus Director de la Universidad Peruana Cayetano Heredia. Ella convocó un equipo que estuvo conformado por Keytlin García, Valeri Gamarra, Geraldine Erazo y Carla Bravo, todas estudiantes del último ciclo de la Facultad de Educación de la UPCH, en educación inicial y educación primaria.

El reto del 2020 de Hult Prize consiste en transformar el modo de ver la comida para convertirla en un vehículo de cambio. Esta será una nueva oportunidad para desarrollar habilidades sociales y de liderazgo, y, sobre todo, remarcar que la carrera docente, cuando se tiene un respaldo sólido y se apuesta por la verdadera educación, permite desempeñarse con éxito en diferentes ámbitos: académicos, laborales, sociales y, sobre todo, humanos.