El respaldo de César Acuña y Alianza Para el Progreso (APP) a Keiko Fujimori es un compromiso con el Perú, como ellos han manifestado. Y no es un apoyo solo declarativo sino un refuerzo activo, porque harán campaña en todo el país.

Acuña se suma así a muchos otros políticos y personalidades que están llamando a votar por Keiko Fujimori en defensa de la libertad y la democracia amenazadas por la irrupción de un candidato promovido por Sendero Luminoso de Abimael Guzmán –que usa ahora el nombre de Movadef- y los agentes de Cuba y Venezuela, que pretenden instaurar una dictadura chavista en el Perú.
Es muy importante que se produzca esta confluencia de todos aquellos que defienden la democracia y el libre mercado no solo para ganar las elecciones sino para que el próximo gobierno, en caso de triunfar Fujimori, pueda superar los inmensos desafíos que tendrá que enfrentar. No solo dejar atrás la espantosa crisis económica y de salud, sino los intentos desestabilizadores de los seguidores de Pedro Castillo y Vladimir Cerrón, que sin duda tratarán de promover disturbios y usarán la bancada que han obtenido en el Congreso para intentar socavar la democracia desde dentro.

Es importante también el pronunciamiento que han suscrito un grupo de militares y policías en situación de retiro y de civiles, comprometiéndose en “apoyar el futuro gobierno de Keiko Fujimori en las áreas de Defensa Nacional, Seguridad e Inteligencia, trabajar en favor de la gobernabilidad, garantizar la institucionalidad y la no politización de las Fuerzas Armadas, la Policía Nacional y los organismos de inteligencia, que deben estar al servicio del Estado peruano y la democracia y no de una ideología o un partido político.”
Como se sabe, Castillo y Cerrón no tienen ninguna propuesta ni alternativa en estos temas, pero es muy obvio lo que harían si llegan al Gobierno: controlar y partidarizar esas instituciones para ponerlas al servicio de una ideología y de una dictadura. Ellos saben que el socialismo no se puede imponer pacíficamente porque más temprano que tarde la sociedad lo rechaza. Por eso es indispensable para ellos controlar políticamente las Fuerzas Armadas, la Policía y los servicios de inteligencia y usarlos para reprimir y aterrorizar a la población, como ha sucedido en Cuba y Venezuela.

El citado pronunciamiento lo suscriben los expresidentes del Comando Conjunto de las FF.AA., los almirantes (r) Jorge Montoya y José Cueto, y el general EP (r) José Williams, que dirigió la operación que recuperó a los rehenes secuestrados en la residencia del embajador japonés. Los tres son congresistas electos de Renovación Nacional y Avanza País.
También los ex directores de la Policía Nacional José Tisoc y Marco Miyashiro, y los exministros del Interior Remigio Hernani y Fernando Rospigliosi, así como el analista de inteligencia Andrés Gómez de la Torre Rotta.

Los peruanos nos unimos para rechazar la amenaza comunista.

Para más información, adquiere nuestra versión impresa o suscríbete a nuestra versión digital AQUÍ.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook, Twitter Instagram.