Por: Roberto Cores.

No serán pocos los que al leer Los Guardianes de Nasca, título de la primera novela publicada por Christian Yong Tsuchiya, piensen que tema y trama están vinculados con las comentadas noticias sobre visitantes extraterrestres señalados como posibles autores de las famosas líneas y figuras trazadas en las pampas de Nasca y Palpa.

No acertaron. No son el motivo que despierta y conduce el hilo narrativo que no suelta prenda hasta dar la sorpresa al final de la historia.

Christian, biznieto del científico y diplomático Yodhigoro Tsuchiya y sobrino nieto de la importante pintora Tilsa Tsuchiya, es aviador civil, fue piloto comercial de aerolínea y primer oficial del turbojet Britis Aerospace 146, con vuelos regionales en la costa, sierra y selva. Escritor con estudios de Comunicación y Artes Multimedia en la Universidad Estatal de Nueva York y en el Instituto Peruano de Publicidad de Ciencias Publicitarias. Después de avances y varias escaramuzas se decidió a publicar esta novela, dice “ de ciencia ficción”, que tiene edición en español por el sello YOPUBLICO, y una versión digital, ebook, en inglés. Ambas en venta protegida on line.

La difusión mundial de los estudios de las líneas y figuras de la Pampa de Nasca realizados por la matemática alemana María Reiche, las convirtió en atracción para el turismo interno y receptivo. El intenso movimiento de visitantes genera fuentes de trabajo y servicios. AeroTrip, compañía que ofrece vuelos para la observación de las líneas y sorprendentes figuras, motiva la presencia en Nasca de Roberto Pasquale Gaetano, apasionado piloto y protagonista de la novela. Así encuentra espacio para ejercer su profesión y vivir la experiencia que es el verdadero tema de Los Guardianes de Nasca. “ …un enfoque más profundo, basando las sagradas escrituras en relación a los archivos ugologicos, los cuales coinciden con un gran número de versículos bíblicos”.

En el desarrollo de la historia, con dosis de ficción y suspenso, el ensamblaje de acontecimientos y personas inventadas Roberto llega a saber que nada ocurre por casualidad, que tiene una misión y cuenta con la conducción y protección de seres de luz que lo ayudan a enfrentar los intereses y conflictos creados por “la fuerza oscura que intenta imponerse sobre la sabiduría y la protección de la luz” para conseguir la autodestrucción de la civilización humana. Durante su permanencia en Nasca y trabajo en AeroTrip, el joven piloto recorre escenarios de sabor local, toma conciencia de otros niveles de existencia y “…nos muestra los aspectos científicos y doctrinarios de la ufología y la religión, asociado al mundo cotidiano con sus virtudes y defectos”.

Christian Yong también ha vivido su pasión de piloto sobrevolando en servicio las misteriosas líneas de Nasca, pero aclara, “Los guardianes de Nasca, no es novela autobiográfica. Es un entretejido de personajes, escenarios y acontecimientos reales tratados con ficción, con lo que Roberto Pasquale Gaetano y el lector pueden conocer quiénes son los verdaderos Guardianes de Nasca”.