La vacancia del presidente Martín Vizcarra en puro Derecho es legal pero en realidad fue un abuso de Derecho; pues, los delitos que se le imputaban habrían sido cometidos antes de su presidencia, exclusividad del poder judicial, juzgables al final de su presidencia.

Merino, asumido el cargo, la masa espectante pretendió tomar el Congreso y castigar a los 105 vacadores.

Las masas enfrentaron en todas las urbes y ciudades del país y no obstante la represión a sangre y fuego, la situación se hizo más álgida y Merino renunció.

Sagasti asumió la Encargadura de la Presidencia y resultó un cínico antiperuano: derogó el logo- lema “EL PERÚ PRIMERO” establecido por Vizcarra. Lo que significa que el país reanuda el abandono de su soberanía y la ocupación del territorio por transnacionales extranjeras y virtual provincia de Chile.

VIZCARRA.- De los 17 candidatos presidenciales, todos son antipatriotas y traidores como Sagasti. Vizcarra expulsado del cargo con 63% de popularidad por un Congreso con 22%, ahora de simple candidato congresal, resulta un problemón pues se perfila como el más votado en las elecciones y probable presidente del Congreso.
Situación gravísima para la “Derecha bruta y achorada”. Torpeza esgrimida por 2 vías:

1) Restablecer a Merino en la presidencia que significaría reanudar el enfrentamiento sangriento con las masas.
2) Que el Pleno recurra al artículo 100 de la Constitución que lo suspende en sus funciones y lo inhabilita por 10 años (artículo exclusivamente para autoridades y/o funcionarios supremos que están en ejercicio). Estupidez, pues Vizcarra es actualmente simple ciudadano.

El meollo del problema nacional es la participación de Vizcarra en estas elecciones.
Pretenden liquidar su candidatura. Es una pretensión estúpida porque las resoluciones del JNE son inapelables. A esta finalidad, consideran que el Pleno del Congreso, en cualquier momento hasta antes del día de las elecciones, anule a Vizcarra condenándolo a prisión e inhabilitación política por 10 años.

Por si acaso, la vacancia de la Encargada Mirtha Vásquez no afecta a Sagasti. Simplemente le reemplaza el 2do vicepresidente y luego el 3ro.

Significa que Sagasti no puede ser censurado ni puede renunciar; pues, es titular del Congreso pero encargado de la Presidencia por así determinarlo la Constitución.

Esta DBA no precisa qué delito habría cometido Vizcarra al aplicarse la vacuna china.