Pomposamente, ayer el Congreso celebraba su 199 aniversario fundacional. Aunque en rigor, ¿qué podría celebrar un Legislativo que traiciona su razón de ser, su esencia democrática?
¿Qué podemos esperar de un poder Legislativo que aprobó, por amplia mayoría, darle la confianza a un poder Ejecutivo comunista, senderista, representado además por un gabinete ministerial de ínfima calidad profesional, personal y moral; salvo una que otra excepción? La verdad es que en aquella fecha, los parlamentarios que presuntamente encarnan el pensamiento centrista le asestaron una puñalada trapera al Perú. Vale decir, el voto de confianza transpiró a una componenda de intereses politiqueros entre Acción Popular, Alianza para el Progreso, Podemos y alguna agrupación mas que, al menos en forma nominal, abrigan ideologías ajenas al comunismo. ¡Por ese motivo la nación confiaba en ellos! No obstante, se unieron a la escoria leninista y caviar para otorgarle la confianza congresal a un consejillo de ministros indigno de recibirla. La ciudadanía consideró que Renovación Popular, Frente Popular y Avanza País, todos juntos formaban un frente pétreo contra el senderismo. ¡Lamentablemente no fue así! Optaron por brindarle su confianza, muy alegremente, a un consejillo de ministros presidido por un tipejo que llama “luchadora social” a la genocida edith lagos; que admira autocracias como las castristas y/o chavistas; y que registra diversos procesos legales abiertos por apología al terrorismo, por pertenecer a una organización criminal, por lavado de activos en el caso “Dinámicos del Centro”, etc. Igualmente, un gabinete integrado por ministros como el de Defensa, que juramentó al cargo sin renunciar a su función como fiscal en ejercicio, violando la ley; un expolicía, hoy ministro de Defensa, separado del cuerpo policial por graves irregularidades; una ministra de la Mujer expareja del terrorista chileno Alejandro Astorga; otros terroristas como héctor béjar, nombrado canciller; un chofer de combi pirata con múltiples infracciones pendientes, designado ministro de Transportes; un ministro de Trabajo imputado por la Dincote por pertenecer a sendero luminoso y haber participado en el incendio criminal de un local de Acción Popular. Y no insistimos en el prontuario ministerial para no cansar al lector. Pues, amable lector, a este gabinete los belaundistas le dieron su confianza, unidos a las huestes de aquellos acuñas y lunagálvez, gente con inmensos intereses político-económicos por ser dueños de megacadenas universitarias que siempre buscan estar bien con el gobernante de turno. Repetimos, ¿qué podríamos esperar de un Congreso como el actual, cuando este país se encuentra secuestrado por una banda marxista, leninista, pensamientogonzalo que, gracias a la confianza otorgada por el Legislativo, trabaja exclusiva y eficazmente para imponernos una asamblea constituyente estilo corporativista, que transformará nuestras estructuras occidentales por otra de carácter totalitario, por tanto antidemocrática, de la mano del aparato senderista que ahora nos cogobierna gracias a los grupos Acción Popular, Alianza para el Desarrollo, Podemos? ¡Entonces, mejor no esperar nada de este Legislativo, amable lector! Organicémonos como sociedad para enfrentar al gobierno dictatorial castillista, todavía disfrazado de demócrata, y evitar así que nuestra nación sea otra Cuba o Venezuela.

 Para más información, adquiere nuestra versión impresa o suscríbete a nuestra versión digital AQUÍ.

Mira más contenidos siguiéndonos en Facebook, Twitter Instagram, y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.