El ministro de Trabajo, Iber Maraví, severamente cuestionado por su presunta participación en actos subversivos, apenas asumió el cargo inscribió al sindicato creado por Castillo denominado Federación Nacional de Trabajadores en la Educación del Perú (Fenatep) de orientación radical y opuesto a la carrera docente y meritocracia, además miembros de su Comité Ejecutivo tienen vinculaciones con Movadef. Castillo está muy interesado en que su sindicato tome la representación de los maestros y el control de la Derrama Magisterial (DM) que está a cargo del Sindicato Unitario de Trabajadores en la Educación del Perú (Sutep) desde hace 33 años (1988).
La DM es una institución al servicio de los maestros a nivel nacional y administra sus aportaciones, fue creada en diciembre de 1965 (DS-078), en 1984 el gobierno la transfirió a los gremios magisteriales, y en 1988 (DS-021-88-ED) se estableció el Sutep como órgano de dirección mayoritaria, definiéndose como entidad sui generis, tipo asociativo y de derecho privado con funciones de tipo empresarial, siendo su marcha administrativa, financiera y económica supervisada por el Ministerio de Educación (Minedu) y la Superintendencia de Banca y Seguros (SBS); por el contrario, el sindicato Fenatep, en claro conflicto de intereses, es patrocinado y apoyado por Castillo desde el Ejecutivo. La DM ofrece servicios a sus asociados como créditos, formación educativa, cultura, hotelería, bazares y viviendas, y administra los aportes mensuales de 200,000 docentes asociados y sus activos superan los S/ 2,000 millones (la Fenatep de Castillo solo tiene 250 afiliados).
Bajo este panorama Castillo tiene desmedido interés en la Derrama Magisterial, inclusive durante la huelga de 2017, encabezada por él, demandaba su intervención y pedía a los profesores desafiliarse. Según Lucio Castro, secretario general del Sutep, Castillo tiene intereses particulares para capturar esta institución, “saben de los fondos que genera cada año y por ello desean apoderarse”. El pasado día 22 de agosto, el parlamentario de Perú Libre, Édgar Tello, ha solicitado al Minedu un informe de la DM sobre la situación administrativa, financiera y económica y los convenios suscritos.
Días antes de asumir el gobierno, Castillo, como adelantándose a una segura inscripción de su sindicato (rechazado en 2019), durante una Convención Nacional de Fenatep, invocó a su comité nacional que al ser inscrito el sindicato, los dirigentes tengan su licencia sindical para que organicen cada una de las bases, además manifestó que “lo político tiene su momento, pero lo sindical es eterno”, y, sin ninguna desfachatez, terminó declarando una consigna comunista: “primero matamos al lobo y después nos repartimos el cuero”.

Para más información, adquiere nuestra versión impresa o suscríbete a nuestra versión digital AQUÍ.

Mira más contenidos siguiéndonos en Facebook, Twitter Instagram, y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.