Diethell Columbus Murata

Acerca de Diethell Columbus Murata:





¡Espabile, señor alcalde!

A pocos días de cumplirse los primeros 100 días de gestión metropolitana, aún no tenemos en claro cuál es la visión de desarrollo que plantea el alcalde Muñoz para nuestra ciudad.

Se han ejecutado algunas medidas aisladas, pero no es suficiente. Por ejemplo, la idea de improvisar un “plan piloto” de peatonalización del centro histórico le granjeará los aplausos de la caviarada limeña tal cual sucedió con Susana Villarán; sin embargo, si esta medida no conversa con un plan de desarrollo, lo ejecutado puede agravar los problemas que ya tiene nuestra caótica ciudad. Es por ello que conviene recordar que el hoy alcalde de Lima, como varios de los que participamos en la elección pasada, consideramos que era imperativo formalizar la aprobación del Plan 2035 que ya está terminado y nos costó millones de soles a todos los vecinos de la capital. Al alcalde Castañeda no le interesó aprobarlo. ¿Lo hará usted, alcalde Muñoz?

Y al igual que lo anterior, destaco la bonita campaña publicitaria “mi ciudad, mis valores”. Indudablemente, caminar por el centro de la ciudad y ver esas gigantografías por avenidas, calles y jirones motiva; al menos hasta que caes en cuenta que por estar distraído viendo tan bonitos carteles, te robaron la cartera, el celular o fuiste víctima de acoso callejero. No obstante, la buena intención es lo que vale.

Entendemos que Lima es una fiera difícil de domar y que pueden existir problemas administrativos heredados por la gestión anterior (todos dicen lo mismo cuando asumen el cargo), pero alcalde, usted debe recordar que no está solo, pues para eso designó a varias decenas de experimentados funcionarios que deben solucionar esos problemas al interior de la municipalidad para que usted se dedique a hacer realidad la “Limaflores” que prometió en campaña.

Resulta difícil sugerirle a un alcalde qué es lo que debe hacer, empero, lo que si debemos es llamar su atención y hacerle notar que no está enfocándose en los problemas prioritarios de la ciudad como son la inseguridad, la informalidad, el caos vehicular, el deficiente servicio de transporte público o la falta de agua y desagüe para los que menos tienen y más nos necesitan.

A Castañeda se le recordará por el mote de “El Mudo”. A Susana Villarán y sus piquichones no quisiéramos recordarlos. ¿Y usted, señor alcalde, cómo quiere que se le recuerde?

¡Espabile, por favor! 100 días no es mucho tiempo ciertamente, pero es lapso suficiente para marcar el derrotero de una gestión y usted lo sabe.

P.D. Saludamos que la Municipalidad de Lima en coordinación con Graña y Montero ejecuten los 5 kilómetros que faltan de la vía expresa sur. Esperamos que esta concesión para el cobro de nuevos peajes no genere controversias vecinales ni legale





ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
Brasil: niegan el primero de dos “habeas corpus” que buscan liberar a Lula

Brasil: niegan el primero de dos “habeas corpus” que buscan liberar a Lula