Diethell Columbus Murata

Acerca de Diethell Columbus Murata:



Estrategia equivocada

  • Fecha Miércoles 11 de Mayo del 2016
  • Fecha 12:00 am

Nadie puede dudar de las credenciales democráticas de Pedro Pablo Kuczynski, quien además ostenta una hoja de vida envidiable que lo coloca como un tecnócrata de lujo que cualquier gobierno quisiera tener entre sus filas, sin embargo, en este enredado y poco fructífero proceso electoral tenemos a un Kuczynski más político que técnico y ello, desde mi perspectiva, es lamentable y le resta a esa imagen que se tiene de él.

Creo que este candidato de lujo ha sido seducido por el lado oscuro, facilista y hepático de la política peruana; ese que está repleto de contradicciones, de acomodos de último minuto y que se junta con quien sea con tal de conseguir algunos votos. Cabe señalar que el buscar ganar las elecciones es normal y está bien, empero, no debe olvidarse aquella frasecilla electoral que reza “dime con quién andas y te diré cómo gobernarás”, pues no siempre es bien visto el juntar a perro, pericote y gato a comulgar en un mismo plato.

Con lo anterior tampoco pretendo afirmar que Fuerza Popular represente al arquetipo de la política peruana, sin embargo, es innegable que esta agrupación política es mucho más estructurada que la que sostiene a Kuczynski y prueba de ello es cómo se manejaron las declaraciones de Kenji Fujimori versus lo ocurrido con Salvador Heresi, así como cuando se presentó a Hernando de Soto y por el otro lado se anunció una alianza con un grupo de políticos que en lugar de sumar estoy convencido que les seguirá restando más de lo que han calculado.

Confieso que al inicio de esta campaña pensé que PPK sería el candidato “bisagra” cuya estrategia sería convertirse en el punto medio entre el fujimorismo y el antifujimorismo con miras a una verdadera reconciliación nacional, sin embargo, a estas alturas todo indica que con el fin de ganar la elección, Kuczynski ha decidido convertirse en el candidato que aglutine la animosidad contra lo que se supone representa la candidatura de Keiko Fujimori.

Creo que el experimentado tecnócrata y su entorno han olvidado que pasaron a segunda vuelta por un pelo y que si el electorado quisiera una elección polarizada, esta segunda vuelta sería entre dos mujeres y él estaría calculando a quien apoyar y, tal vez, en ese hipotético escenario nuevamente nos pediría el apoyo para la hija de Alberto Fujimori, tal cual lo hizo en el año 2011.

Aún faltan 25 días para la elección de segunda vuelta y muchas cosas pueden pasar hasta ese entonces y espero que don Pedro Pablo Kuczynski afine su estrategia, pues queda claro que Keiko Fujimori y su equipo le llevan cierta ventaja.



ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
Edmer Trujillo: “Si empresas del ‘Club de la Construcción’ salen del país, ¿con qué construimos?”

Edmer Trujillo: “Si empresas del ‘Club de la Construcción’ salen del país, ¿con qué construimos?”