Diethell Columbus Murata

Acerca de Diethell Columbus Murata:





Ministro en “Jakke”…

  • Fecha Domingo 10 de Julio del 2016
  • Fecha 12:00 am

Las reacciones de rechazo de la ciudadanía y de miembros de diversas bancadas políticas no se hicieron esperar ante la denuncia penal interpuesta contra Rosana Cueva y otros periodistas por revelar supuestos secretos de Estado; pues quedó claro que el eje central del reportaje de “Panorama” fue evidenciar presuntos actos de corrupción en el manejo de fondos públicos a cargo del sector Defensa; que ciertamente podrían tener un impacto irreparable en las operaciones que se ejecutan en el Vraem.

Contrario a lo que sugiere el menos común de los sentidos, el ministro Valakivi se ha ratificado en una posición intransigente al señalar que los documentos que el programa dominical divulgó el 17 de abril último sí eran secretos y que por ello estaba obligado por ley a presentar la denuncia en cuestión.

Coincidentemente y con la obvia finalidad de diluir la responsabilidad del ministro aludido, se filtró a través de un medio de comunicación otro documento supuestamente reservado en el que constan las transcripciones de una sesión conjunta de las comisiones de Defensa e Inteligencia del Parlamento, en las que se aprecia que más de un padre de la patria avaló e incluso instó a Valakivi a presentar la denuncia de marras. En estricto, esto último no cambia en nada el hecho de que la denuncia penal interpuesta sea arbitraria y carente de sustento legal, no obstante, debo resaltar que si fuese cierto que el ministro o su personal filtraron tal información como algunos afirman, creo que se le debería agradecer por exponer ese doble discurso que tiene más de un político y, en ese supuesto y al igual que en el caso de “Panorama”, no se le podría reclamar nada.

Como corolario debo acotar que un grupo de 36 congresistas ha presentado una moción de censura contra Valakivi, pues consideran que la denuncia presentada resulta arbitraria y es un claro acto de amedrentamiento contra los medios de comunicación. Respecto a esta moción, el procedimiento regular dicta que ahora corresponde conseguir la firma de 78 congresistas para convocar una sesión extraordinaria del Pleno del Congreso en la que se discuta este asunto, lo cual veo poco probable si tenemos en cuenta que incluso para el caso “Lava Jato” no hubo esa voluntad de apoyar con las firmas necesarias; empero, nada está dicho y la suerte de Valakivi aún está en “jakke”.

Finalmente debo presumir, aunque quizá peco de ingenuo, que esta moción es un acto legítimo que busca defender la libertad de prensa en nuestro país y no uno de escarmiento contra Valakivi, por supuestamente haber filtrado información que dejó mal parado a más de un padre de la patria.





ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
Villa Stein: “Las ONG me tienen miedo”

Villa Stein: “Las ONG me tienen miedo”