Diethell Columbus Murata

Acerca de Diethell Columbus Murata:



Populismo de urgencia

Hace unos días, el vizcarrismo anunció una serie de medidas que buscan engatusar al ciudadano y de paso disimular su evidente incapacidad de gestión. Una de esas propuestas ha sido el abordar (una vez más) el aumento de la remuneración mínima vital (RMV). Debo precisar que me parece bien que los actores económicos evalúen un reajuste periódico a la RMV, empero, hay que tener presente la real dimensión de lo que implica esta propuesta.
Dejando de lado las porras de las guaripoleras vizcarristas, lo objetivo es que en nuestro país existe un aproximado de 17 millones de trabajadores según data del INEI. De estos, el 70% son informales, es decir, un aproximado de 12 millones de peruanos no tienen contrato de trabajo y, por ende, no gozan de ningún beneficio laboral que la normativa peruana establece.

En este contexto, cabe mencionar que, según los cálculos realizados por el Instituto Peruano de Economía, solo el 3.6% de los trabajadores formales se beneficiaría con la propuesta del incremento de la RMV. En otras palabras, esta medida solo beneficiaría a unos 180 mil trabajadores; que a su vez constituyen más o menos el 1.06% del total de trabajadores (formales e informales). Me alegro por los trabajadores beneficiados, pero más allá de los anuncios populistas sería mejor que se enfoquen en implementar la política de competitividad y productividad en lugar de seguir vendiéndole humo a la gente.

Y al igual que con el tema de la RMV, el vizcarrismo vende humo ha promulgado un Decreto de Urgencia que obliga a la empresa privada (farmacias y boticas) a tener en stock y expender obligatoriamente una serie de medicamentos genéricos. Hay que recordar que este decreto tiene su origen en la iniciativa legislativa aprobada por el Poder Ejecutivo en junio de este año.
Y es que en aquella oportunidad el vizcarrismo señaló que el leitmotiv de la propuesta (hoy promulgada) es que el 40% de los usuarios de los servicios públicos de salud adquieren sus medicamentos en las farmacias y boticas privadas ante la falta de éstos en los servicios de farmacia del sistema público de salud. ¡Ojo con esto!
Adicionalmente, se admitió que la causa del desabastecimiento de medicamentos en las redes públicas de salud se debe a deficiencias en los procesos de compras públicas, a la falta de planificación, a la nula capacidad para articular una adecuada redistribución de medicamentos, a la falta de infraestructura para evitar el deterioro prematuro de las medicinas, etc.

Entonces, para el vizcarrismo la solución no pasa por optimizar procesos para que se cubra efectivamente el 100% de la demanda de medicamentos a cargo de los sistemas públicos de salud sino por obligar al privado a suplir la ineficiencia estatal. ¡Increíble!

No pueden ni con la compra de medicamentos y se atreven a ofrecer un seguro universal de salud. ¡Por favor!

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.



ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
Martín Vizcarra en caída libre

Martín Vizcarra en caída libre