Diethell Columbus Murata

Acerca de Diethell Columbus Murata:



Y Limaflores ¡Pa’ cuando!

Cuando Jorge Muñoz gana las elecciones municipales del año pasado, fui uno de los primeros (sino el primero) en desearle éxito en su gestión municipal. Nadie en su sano juicio (me incluyo) esperaría que su gestión fracase, pues ello supone mayor malestar para todos los que vivimos en la capital. No obstante, desearle éxitos en su gestión por el bien de todos no implica de ninguna manera que los que competimos por el sillón municipal con él nos debamos callar cuando vemos que nuestro alcalde ha perdido el norte y prefiere enfocarse en lo superficial antes que en lo que realmente le importa a la gente, sobre todo a la que no vive en la “Lima moderna”; esa que se aproxima más a la visión Limaflorina que expuso en campaña.

Por ejemplo, Muñoz exigió ser designado como parte del directorio de Sedapal para ser la voz de los cientos de miles de vecinos de Lima que no tienen agua ni desagüe. El vizcarrismo atendió su pedido y, en marzo de este año, lo incorporó al mencionado directorio. En mayo, nuestro alcalde renunció al encargo y dejó sin voz a todos aquellos ciudadanos que no tienen acceso al líquido elemento y que para conseguirlo tienen que pagar entre 4 o 5 veces más que los vecinos de la “Lima moderna”. Por esas fechas Muñoz también anunció con bombos y platillos el relanzamiento de la ampliación de la vía expresa sur de la mano de una empresa asociada a la corruptora Odebrecht. A los dos días y debido a los múltiples cuestionamientos, dio marcha atrás. En paralelo, varios medios de comunicación denunciaron incrementos irregulares de los sueldos de su personal de confianza. Con la presión de demostrar algún resultado concreto, una de las cosas por las que se sí le recordará es por el monumento a la improvisación del Pico y placa. Una medida populista que ha generado más caos del que ya existía. Hace poco Enzo Defilippi en una columna pedía (como muchos) que se exhiban las estadísticas que demuestren la efectividad de esta medida.

Hasta ahora… ¡Nada! Siguiendo con la improvisación, se amplió el Pico y placa a los camiones y se les reservó un carril exclusivo a lo largo de la Panamericana Sur. Este borrador de medida no solucionó nada e incluso complica aún más las cosas. Vean las noticias sobre el tema. Y como si la falta de un sistema de transporte público masivo, seguro e interconectado no fuera prioritario para los vecinos de Lima -reitero- sobre todo para aquellos que viven en las partes más alejadas de la Lima periférica; al alcalde no se le ocurrió mejor idea que gastarse el poco dinero que tenemos en acciones destinadas al uso de la bicicleta como si ello fuera una necesidad. ¡Es en serio! Espabile alcalde, ¡por favor! Triste sería tener otro Vizcarra, pero ahora en la municipalidad. Mucho populismo y cero gestión…



ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
Ya hay licencia para robar y matar

Ya hay licencia para robar y matar