Hace unos días tomamos conocimiento sobre la renuncia de la Dra. Mazzetti, quien gracias a sus muchos desaciertos y evidente falta de gerencia, contribuyó a que el Perú no solo no estuviera debidamente preparado para hacer frente a esta pandemia sino que tuvo un papel gravitante en la destrucción de nuestra economía.

La nota agria, lamentablemente, la tuvimos horas después, cuando se comunicó que la posta en el Minsa sería tomada por el Dr. Ugarte. En este punto sería bueno detenernos y hacer algo de memoria sobre su paso como ministro de esta misma cartera 10 años atrás, y el por qué consideramos que su elección ha sido por demás desafortunada.

Hasta antes del 2010, el Petitorio Nacional de Medicamentos (norma que impone la lista de los únicos medicamentos que pueden ser adquiridos por el sector Salud) no precisaba condición especial respecto del grado de concentración del oxígeno para su comercialización. En tal sentido la adquisición del oxígeno al 93% elaborado por cientos de plantas bajo el sistema por adsorción ERA PLENAMENTE VIABLE.

No obstante ello, en enero de 2010, estando como ministro el Sr. Ugarte, se publicó una resolución mediante la cual se aprobó el nuevo petitorio en el cual se impuso como característica básica la concentración del 99% -100%, beneficiándose con ello directamente a 4 grandes empresas transnacionales, únicas generadoras de este tipo de oxígeno, eliminándose de un plumazo a cientos de pequeñas empresas competidoras en este mercado.

Este hecho ha sido el principal causante para que, luego de 10 años, en nuestro país se haya evidenciado una alarmante falta de oferta del oxígeno medicinal, trayendo el colapso de nuestro sistema sanitario y con ello la muerte de miles de peruanos.

Sería bueno que el Sr. Ugarte antes de seguir conduciendo esta cartera responda a los peruanos qué fue lo que realmente lo motivó para aprobar tal siniestra norma años atrás, norma que incluso fue declarada tiempo después, por el Indecopi, como una norma ilegal e irracional al no contar con ningún sustento técnico que la amparase y finalmente, de manera reciente, derogada.

Realmente es increíble cómo funciona nuestro país… ¿Acaso no tenemos gente idónea y sin un pasado de gestión negativa que pueda colaborar en la lucha contra la pandemia, o siempre estaremos condenados a ir de guatemala a guatepeor?

Rafael Torres Morales-Socio principal de TyTL Abogados