(“Lema.- Frase que expresa una idea como guía de conducta“.)
¡Dos lemas contradictorios!

Primer lema.- Martín Vizcarra, al mes de asumir la presidencia pudo imponer este logo solo al poder Ejecutivo mediante la Resolución n°113-2018-PCM. No pudo involucrar a todo el Estado y menos a las instituciones no estatales o nación.

Vacado Vizcarra, el Encargado de la Presidencia Francisco Sagasti por Resolución Ministerial n°407-2020-PCM, la derogó. Sus 5 prioridades: I Elecciones, II Coronavirus, III Reactivación, IV Educación y V Anticorrupción. ¿¡Y el Perú!? ¡Ni el último!

“EL PERÚ PRIMERO” es más que un lema, es un principio de vida que debe tener cada peruano de cabal patriotismo. Significa que a estas elecciones debemos concurrir con este principio.

Es la razón por la que en el gobierno de Vizcarra, lapso tan agitado políticamente, no hubo un muerto ni herido por arma de fuego disparada por el gobierno ni represalias judiciales y hubo realizaciones trascendentales como haber mantenido vetados los proyectos “Conga” y “Tía María” y sobre todo evitado la irrupción masiva de las 49 transnacionales mineras.

Sagasti que parecía un intelectual de izquierda, ha resultado un antipatriota cínico, pues ha derogado el lema y otorgado concesiones a una transnacional aurífera canadiense en Piura y se permitió convocar a personalidades intentando que la Fuerza Armada peruana coordine con un contingente del Ejército norteamericano que está operando desde el 1 de enero hasta el 31 de diciembre 2021, autorizado por Ley del actual Congreso.

Estamos a 60 días de las elecciones. Los 24 partidos registrados y sus como 17 candidatos presidenciales, tienen de común denominador ser antiperuanos; pues, ninguno de ellos ha defendido el lema “EL PERÚ PRIMERO”. El Perú profundo no está representado por ninguno de ellos.

Solo tiene un candidato suyo al Congreso, el expresidente Martín Vizcarra cuya ejecutoria gubernamental está a la vista.

Pero entre los candidatos hay algunos intelectuales respetables como Hernando de Soto y López Aliaga que tendrían que desde ahora adoptar ese lema en sus campañas, así como que se recaudará este año la parte del mineral que corresponde al Estado de lo extraído en el 2020 y revisar los expedientes seguidos a los comuneros por sus motines como si fueran delincuentes comunes, la Sunat cobre los adeudos de los grandes deudores del Estado y aplique la penalidad a los evasores y encargar a la Fuerza Armada las ollas comunes.