Dr. Luis Sánchez

Acerca de Dr. Luis Sánchez:





Anorexia, bulimia y afecto

La anorexia es una falta o pérdida del apetito, lo que origina abstinencia de comer. La afección puede ser consecuencia de un alimento mal preparado o de una comida o un ambiente poco atractivo, una compañía desagradable u otras causas psicológicas diversas.

A este tipo de trastorno se le conoce como anorexia nerviosa, trastorno psiconeurótico caracterizado por la negativa prolongada a comer, amenorrea, trastornos emocionales relacionados con la imagen del cuerpo y temor patológico a engordar. Esta afección se observa principalmente en adolescentes, sobre todo en muchachas y se acompaña de un estrés o conflicto emocional, como ansiedad, irritación, miedo y temor, que puede conllevar una alteración importante de la vida de la persona. El tratamiento consiste en medidas para mejorar la nutrición, seguidas del tratamiento necesario para superar los conflictos emocionales subyacentes.

La bulimia nerviosa es un trastorno de la conducta alimentaria caracterizado por una sensación de hambre insaciable y la presentación de episodios más o menos frecuentes de hiperfagia, en los que se consumen grandes cantidades de alimentos, con preocupación  persistente por la comida, compulsión a comer y, por lo general con intentos de contrarrestar la repercusión de los atracones mediante vómitos provocados, abuso de laxantes, ayuno o fármacos anorexígenos y diuréticos.

Estos trastornos alimenticios, si no tienen una base orgánica, definitivamente son de orden psicógeno, que tienen que trabajarse en psicoterapia, a fin de que el paciente tome verdadera conciencia que su impedimento de no tener apetito o tener un apetito desmedido se encuentra en la mente de cada persona y no está afuera. Estos desórdenes tienen estrecha relación con el afecto, la imagen de uno mismo, el amor propio, resolver los conflictos emocionales en su momento oportuno, que representa la persona como tal, en relación con sus padres, hermanos, familiares, el estudio, trabajo, amigos, cuánto somos solidarios con los demás, el control de la ira, impulsos, los sentimientos de vacío, que pretende la persona aparentemente llenar a través de los alimentos que solo viene a ser una causa de justificación al trastorno.

Les grafico el tema de la siguiente manera, una muchacha adolescente estudió arte, el padre ausente, la madre se había ido a vivir con otra pareja, la chica se cría sola con su hermana en la casa de la madrasta sin encontrar respuestas a su mundo interior, tenía una autoimagen de percibirse gorda, por lo tanto no comía, vegetaba, el círculo social lo había cerrado, solo vivía para sus pensamientos distorsionados, hasta que se estableció comunicación con la madre biológica, en que se trabajaron los lazos afectivos de amor, ternura, confianza, que no se había prodigado en las etapas del desarrollo, logrando manejar y llegar a su realización desapareciendo los síntomas sobreponiéndose el afecto.





ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
Nueva ley de partidos permite inscripción del Movadef, advierte Francisco Diez Canseco

Nueva ley de partidos permite inscripción del Movadef, advierte Francisco Diez Canseco