Dr. Luis Sánchez

Acerca de Dr. Luis Sánchez:





¡El después!

Se refiere a las actitudes de los seres humanos frente a la vida, partiendo en primer término con la persona misma y con los demás en sus diferentes ámbitos como los proyectos de vida, el trabajo, los estudios, las relaciones de pareja, los hijos, la familia, las soluciones y decisiones que se toman en un momento determinado y no se dejan para después sino el ahora, porque muchas veces el después es demasiado tarde y viene la resignación y el conformismo y las personas se sienten derrotadas por haber perdido las esperanzas de haber logrado sus objetivos o en algunas circunstancias no toman conciencia de nada porque no sienten nada, son personas que viven por vivir, que han perdido las ganas de construir una vida digna con respeto, admiración y ser un buen referente para los demás.

Conocí el caso de un eterno estudiante, que estudió dos o tres carreras, diferentes clases de trabajo, sus relaciones de pareja no duraban mucho tiempo, lo cierto y real es que nunca concluyo nada y cuando se le preguntaba por qué no se graduaba en lo que había estudiado y se ponía a ejercer, contestaba que después iba a sacar sus títulos y nunca logró hacerlo so pretexto de muchas justificaciones que no tenían asidero, más bien perfilaba una persona conformista y dependiente, que vivía con el manto protector de su familia que nunca le exigieron ni le pusieron normas, metas, para que sea algo en la vida sin pensar que el después es incierto.

Asimismo sus relaciones de trabajo no duraban porque decía que él sabía más que las otras personas y quería encontrar otros trabajos en que se sintiera más a gusto, sin embargo su inestabilidad y el pensar que después encontraría un buen empleo nunca lo logró, siendo actualmente un desempleado dependiendo económicamente de su familia, sin oficio ni beneficio por tener padres débiles y complacientes.

El colmo de los colmos, embarazó a una dama por no haber tomado los cuidados necesarios y no teniendo una solvencia económica, ni trabajo, ni casa, no le quedó otra de hablar con sus padres para vivir con su pareja hasta que naciera el hijo. Los padres condescendientes aceptaron la petición del hijo con cargo que después iba a honrar los gastos, sin embargo nunca cumplió con su palabra porque no tenía oficio ni beneficio y los abuelos tuvieron que hacerse responsable del nieto, su educación, alimentación, salud, recreación y todo lo que concierne a su desarrollo.

El después es fatal para el desarrollo integral de las personas; no hay que dejar para mañana lo que podemos hacer hoy, la esencia de la vida es ir hacía adelante.





ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
Nueva ley de partidos permite inscripción del Movadef, advierte Francisco Diez Canseco

Nueva ley de partidos permite inscripción del Movadef, advierte Francisco Diez Canseco