Dr. Luis Sánchez

Acerca de Dr. Luis Sánchez:





La fuerza de los aspectos

Son sentimientos que nacen en la naturaleza del ser humano y se van moldeando en el proceso de desarrollo como la infancia, adolescencia y juventud. Existe una relación instintiva entre la madre y el hijo de protección de hacer supervivir la especie sin necesidad de que se lo hayan enseñado, se encuentra en la propia naturaleza, así lo podemos vivenciar en los animales que protegen a sus crías hasta que puedan valerse por sí mismos y se independicen y busquen su propio destino.

Uno de las interrogantes de todos los tiempos, es, que si los sentimientos afectivos como el amar, querer, proteger, la ternura, las caricias, las pasiones, nacen con nosotros o se aprenden en la interrelación del ser humano. Yo considero que estos sentimientos se incorporan en la persona por su propia naturaleza y se desarrollan en el transcurso de la vida, pero tiene que ver mucho la genética, la herencia y el medio ambiente donde interactúa el ser humano.

Existen casos de la vida real sorprendentes, en que un niño ha nacido sin saber quiénes son sus padres, vivieron en las calles a temprana edad, padeciendo hambre, frío, desprotección, discriminación y encuentran el soporte para salir adelante y la luz en el camino y han logrado ser profesionales y hombres de bien con sentimientos nobles de ayudar al prójimo, humildes, leales y fraternos; y otros niños que se desarrollaron en hogares constituidos, donde no les faltó nunca nada, recibieron amor, cariño, sobreprotección, se desarrollan con sentimientos fríos, indiferentes, irresponsables, no solidarios, desleales, incursionando al consumo de alcohol y drogas, formando hogares prematuros. ¿Qué sucede en estas personalidades contradictorias? En el primer caso, son niños que desarrollan una personalidad independiente a pesar de las dificultades; y, en el segundo caso, son niños que han desarrollado una personalidad dependiente; y existe un tercer caso de seres humanos, que a pesar de haber tenido la oportunidad de desarrollarse y pasar golpes en la vida como afectivos, amorosos, económicos, no han aprendido nada de la vida y mueren sin dar cara a la vida, son los llamados rebeldes sin causa y creen que siempre tuvieron la razón; y, un cuarto caso, que es el “ideal”, que las personas tengan buenos sentimientos, se quieran a sí mismos, respeten al prójimo, desprendidos y se quiten el pan de la boca para darle al necesitado y que se ubiquen en espacio, tiempo y persona. Cada ser humano es arquitecto de su propio destino, los afectos están dentro de nosotros y se aprenden y lo más importante es encontrar un equilibrio en los mismos que nos lleven a la madurez y realización de uno mismo como persona, pareja, familia y miembro activo en la sociedad que vivimos. “Encuéntrate a ti mismo”.





ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
Keiko Fujimori permanece internada en clínica por problemas cardiacos

Keiko Fujimori permanece internada en clínica por problemas cardiacos