Dr. Luis Sánchez

Acerca de Dr. Luis Sánchez:





Los aciertos y desaciertos

El manejar estos conceptos y ponerlos en práctica dependerá de la construcción de la personalidad de cada persona desde la infancia y adultez y el medio social en que se han desarrollado, debiendo precisar y diferenciar lo emocional de lo intelectual, que son aspectos totalmente distintos y se piensa que una persona intelectualmente competente tiene herramientas necesarias para conducir su vida emocional, aparentemente sí, pero en realidad son dos mundos distintos. Es como estudiar psicología o psiquiatría, las personas creen que van a resolver los problemas de su esfera personal, pero no es así, mientras no trabajen la parte emocional  en psicoterapia no resolverán sus problemas, por eso se evidencia algunos profesionales de la salud mental que no son asertivos y tienen muchos desaciertos, como algunos casos que a continuación voy a graficar.

Este primer caso se trata de un profesional de la salud mental, que llegó a tener un alto cargo en la administración hospitalaria, contactando con diferentes pacientes que por diferentes motivos se encontraban internadas y, a sabiendas, este galeno por su incapacidad de resistir a la conducta libidinosa daba rienda suelta a sus bajos instintos y las agredía sexualmente, lo que se hizo de conocimiento de todo el nosocomio, llegando estos hechos a la autoridad competente, que formuló denuncia penal por diferentes cargos por agresión sexual, internándosele en la cárcel, siendo destituido por la administración pública; sin embargo, años más tarde se le detectó como psiquíatra en un establecimiento penal y después tomé conocimiento que se suicidó.

El segundo caso trata de unos médicos peritos que fueron citados por un tribunal en el extranjero con la finalidad de que se ratificarán en su contenido y suscripción del reconocimiento médico practicado en un peritado, para establecer sí éste había sido penetrado analmente. Uno de los peritos, con gran sentimiento de culpabilidad, expresó ante los jueces que el peritado no había sido violado y lo consignó de esta forma apoyando a su colega en la pericia, mientras el procesado se encontraba privado de su libertad, siendo inocente.

Un tercer caso, un acusado por homicidio fue declarado inimputable por insania mental, disponiendo su internación en un hospital de salud mental por no ser consciente de la perpetración de los hechos, sustentando los médicos en salud mental que se trataba de una persona que presentaba una psicosis esquizofrénica; sin embargo, este paciente fue evaluado por los psicólogos y psiquíatras, llegando a la conclusión diagnóstica de que no era psicótico sino presentaba una personalidad disocial, por lo tanto, era imputable, es decir, con responsabilidad penal.

A qué se debe estos desaciertos, simplemente estos profesionales de la salud mental no están bien integrados desde el punto de vista psicológico y emocional, prefieren incumplir con sus deberes de curar vidas humanas por un interés pecuniario, no cabe otra explicación, debiendo ser destituidos por la Orden y procesados penalmente, para que nunca jamás ejerzan la noble profesión de salvar vidas humanas.





ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
Investigan vínculos de Castañeda con la Telesup

Investigan vínculos de Castañeda con la Telesup