Dr. Luis Sánchez

Acerca de Dr. Luis Sánchez:





Maternidad subrogada

La semana pasada, el país ha sido testigo de los errores del Ministerio Público y el Poder Judicial, al denunciar a la pareja de chilenos, por el delito de trata de personas, a raíz de que una tercera persona presta su consentimiento para embarazarse del varón de la pareja chilena, sin que la Fiscalía cumpla con acopiar la prueba pertinente, como llevar a cabo la prueba de ADN, incurriendo el juez en declarar fundado el requerimiento de prisión preventiva, disponiendo su internamiento en la cárcel pública, situación jurídica que fue corregida por el superior en jerarquía, revocándola y dictando comparecencia con restricciones, impedimento de salida del país, a las resultas del proceso.

Definitivamente, uno de los grandes problemas que atraviesan algunos fiscales y jueces es su falta de idoneidad, experiencia de vida, sentido común, que obnubilan su pensamiento y percepción, porque prevalece la moral, lo ético y religioso, que no tiene nada que ver con la interpretación y aplicación de la ley dentro del escenario jurídico, que busca resolver intereses en conflicto.

No es delito que una pareja de hermanos chilenos hayan consensuado con una tercera persona para que sirva de medio para concebir dos hijos, debido seguramente a que la mujer chilena presentaba una incapacidad generan di o cohen di, la primera obedece a causas biológicas, la segunda a causas psicológicas, y buscaron la forma de ser padres, celebrando un acto jurídico, que es la manifestación de voluntad destinada a crear, regular, modificar o extinguir relaciones jurídicas, requiriéndose para su validez que los sujetos que intervienen tengan capacidad de ejercicio, que el objeto sea física y jurídicamente viable, el fin sea lícito y se observen las formalidades de ley.

En el caso que nos ocupa, la pareja ha querido cumplir sus anhelos de ser padres, formar una familia, la ciencia se lo permitió; y más aún, nunca tuvieron en mente fines de explotación, de trata de personas, la venta de niños, niñas, adolescentes, ni mucho menos se ha ejercido violencia, amenaza o coacción; por lo tanto, percibiendo los hechos de esta perspectiva, si la fiscal hubiese sido minuciosa, se hubiese pronunciado declarando no ha lugar a formular denuncia y no exponer a esta pareja chilena a vivir un calvario innecesariamente, siempre y cuando se hubiese agotado una investigación preparatoria sólida.

Como dice Giorgio Del Vechio, en su obra intitulada Los Principios Generales del Derecho, el derecho va cambiando conforme la humanidad va evolucionando y el legislador se encuentra en el deber y obligación de crear e incorporar en la ley otros derechos que protegen a la persona, familia y niños y adolescentes, y diferentes técnicas de traer al mundo neonatos, para conformar una familia y vivir en paz social y armonía.





ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
Keiko Fujimori permanece internada en clínica por problemas cardiacos

Keiko Fujimori permanece internada en clínica por problemas cardiacos