Dr. Luis Sánchez

Acerca de Dr. Luis Sánchez:





Prejuicios mentales

El juicio de la persona consiste en el razonamiento que realiza en espacio, tiempo y persona, a través del pensamiento, percepción, memoria, de las experiencias de vida adquiridas, en el desarrollo de la vida, que tiene como resultado una cosmovisión constructiva o destructiva de las vivencias, dependiendo como la persona internaliza lo aprendido.

No obstante, vivimos en el siglo XXI, la sexualidad debería ser el “hola qué tal” del día a día; sin embargo, existen muchas limitaciones al respecto, no porque no exista información al respecto, sino cómo es recibida la información, cada ser humano la recibe, asimila e interpreta de acuerdo a como ha sido formado, mucho tienen que ver la familia, hábitos, costumbres, religión, creencias, muchas veces erradas, porque no corresponden a la realidad.

Para ilustrar lo expuesto, vamos a hablar de las relaciones sexuales antes del matrimonio, desde una perspectiva bíblica son permitidas cuando la pareja se ha consagrado en matrimonio; sin embargo, desde una óptica del descubrimiento de la sexualidad, estas se originan desde la adolescencia como expresión de un proceso de maduración, orientando su identidad con su género, sin que esta conducta signifique una aberración, todo lo contrario, es la libertad de lo que siente la persona y no debemos frustrarla, sino canalizarla adecuadamente.

Por otro lado, tenemos la masturbación, que ha sido calificada como perniciosa, como algo malo y no es así, es parte del desarrollo del hombre y la mujer, inclusive muchas parejas con la finalidad de mantener la fidelidad lo practican, inclusive en las relaciones sexuales previas a la cópula sexual está permitido estas prácticas, que unen más a la pareja, porque les permite ser más creativos y menos rutinarios.

Incluso, en cuanto a las relaciones anales, desde el punto de vista profiláctico no están permitidas; sin embargo, bajo el principio de la realidad de la relación está permitida con la aceptación de las partes y tomando las precauciones de higiene. Este comportamiento de ninguna manera significa desnaturalizar una relación, más se orienta a un descubrimiento de la relación de la pareja que se fortalece en forma integral.

Desde este punto de vista, no comparto la idea de otras parejas de utilizar objetos sexuales dentro de una relación, simplemente la mente, el cuerpo, la naturaleza, lo ha dotado de mucha creatividad que se encuentra en la propia naturaleza de las personas.

Los seres humanos son libres de expresar su sexualidad en libertad, no existen reglas como las parejas expresan sus sentimientos, emociones, pasiones y creatividad. La llave se encuentra en la aceptación de las parejas, sin violencia, ni amenazas de ninguna clase.

Luis Sánchez Gonzales

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.





ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
Janet Sánchez: “No voy a renunciar bajo ninguna circunstancia”

Janet Sánchez: “No voy a renunciar bajo ninguna circunstancia”