Dr. Luis Sánchez

Acerca de Dr. Luis Sánchez:





Reinventarse

Es una actitud positiva frente a la vida, es crear nuevos estados emocionales que permiten recibir gratificaciones internas en todo orden de cosas, en primer lugar con uno mismo y en segundo lugar con las personas con las que nos relacionamos, especialmente con la pareja, caso contrario los seres humanos se quedan solos sin ninguna clase de motivación y eso no se debe permitir porque la vida se vuelve rutinaria, sin iniciativas, llegando al extremo que todo le molesta y prefieren aturdirse con el trabajo y los estudios, que muchas veces son un pretexto para no compartir con las personas que aman.

Un día como siempre lo hago solicité un servicio de taxi y empezamos a conversar con el conductor, quien relató que había vivido en el extranjero, trabajando con vehículos motorizados y cuando regresaba a su país trabajaba con su vehículo y otros que los alquilaba y contó que sus hijos son mayores e independientes, se divorció de su esposa, madre de sus hijos, debido a que se dedicó a trabajar y no se daba tiempo para compartir con la ex esposa, sintiéndose responsable del hecho; empero, cuando esta acá, se reúne con ella como amigos, se apoyan y está volviendo a nacer un interés que aparentemente se había esfumado, pero que tenía miedo de volverse a enamorar y fracasar como había sucedido antes y no sabía cómo conquistarla y si lo aceptaría.

Le pregunté cuál había sido el motivo de la ruptura de su relación, me contestó que se dedicaba a trabajar y no le daba espacio para ella y que ahora su economía era estable y sentía la necesidad interior de volver con ella. Bueno pues, lánzate a la reconquista. Le pregunté qué le gusta de comer, me dijo la parrilla con su copa de vino, bueno, invítala cualquier día, tú y ella, regálale una flor, tarjeta, llévala a un parque, sal a pasear, a mirar tiendas, respondió que nunca lo había hecho, le dije siempre hay una primera vez; y traté de profundizar un poco más y le pregunté: y tus relaciones en el plano horizontal cómo eran, satisfactorias o rutinarias, contestó que eran mecánicas,  sin gratificación alguna, le pregunté si en algún momento la había llevado al hotel, me dijo nunca.

Bien, le sugerí que si quería reconquistar a su ex esposa hiciera todo lo que no había hecho y que pusiera en práctica lo que habíamos conversado y que luego me llamara por teléfono para que me contara qué tal les fue. Pasaron unos meses y recibí su llamada, contándome que había reconquistado  a su esposa, que había hecho todo lo que le sugerí y que era muy feliz y solicitó una consulta con su esposa, fijando día y hora, sesión terapéutica muy satisfactoria, y me dijo: ¡he aprendido a darle tiempo a mi esposa y al trabajo!.

Por: Luis Sánchez Gonzales





ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
Fiscal Mori: Caso Gasoducto avanza por investigación propia, no por delación de Odebrecht

Fiscal Mori: Caso Gasoducto avanza por investigación propia, no por delación de Odebrecht