Dr. Luis Sánchez

Acerca de Dr. Luis Sánchez:






Si juegas con las emociones no sabes qué puede pasar

La vida emocional y racional se encuentran en un límite de la personalidad del ser humano, depende mucho cómo se ha construido a través del tiempo la personalidad del individuo, sí se les enseñó a manejar su mundo racional y sus emociones. Lo racional tiene que ver con el pensamiento y la percepción; y lo emocional se relaciona con el afecto, sentimientos, la labilidad, la pasión, que en algunas situaciones de la vida real se superponen a lo racional desbordándose en una falta de control de los propios impulsos. Que lo hacen ser al sujeto con falta de objetividad, sin importarle las consecuencias de sus actos que se perjudican a sí mismos y a los demás y algunas veces con trasgresión de los principios e inclusive con la ley.

Así como la vida y la muerte están a la vuelta de la esquina, sucede igual con las emociones, depende mucho cómo internaliza el individuo su existencia y la interacción con el grupo humano que convive y cómo aprendieron a canalizarla. Considerando que los seres humanos no tienen las mismas reacciones frente a un hecho determinado y lo podemos graficar de la siguiente manera. Este es el caso de un abogado, competente, estudioso, responsable, de buenas relaciones con una familia constituida, dos hijas, que de la noche a la mañana conoció a una clienta de origen asiático con la cual se enamoró apasionadamente al punto de descuidar su familia, la profesión y amistades. Sin embargo, la pareja que mantenía una relación fuera del matrimonio, era una persona práctica, vivía el momento, tenía otras relaciones paralelas y en especial una persona mayor con la cual se sentía identificada. El letrado se obsesionó con ella, al punto de quererse casarse, entregarle un anillo, ponerse de rodillas, suplicarle para que se case con ella. Esta situación no le agradó mucho a la mujer asiática que comenzó alejarse poco a poco, que generó celos enfermizos en el letrado, dedicándose al consumo de alcohol, buscándola por todos sitios, inclusive su domicilio y al domicilio del hombre mayor que tenía una relación, donde se encontraba desencadenando un doble homicidio por emoción violenta.

La pregunta es por qué prevalecieron las emociones en una persona intelectualmente instruida, la respuesta es que su vida emocional no había sido gratificada, existían vacíos que conllevaron a que su matrimonio entrara en crisis, que después se corrigió al estar privado de su libertad por los homicidios que había cometido y posteriormente se reintegró a la familia.






ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
Exigen la renuncia del procurador Jorge Ramírez

Exigen la renuncia del procurador Jorge Ramírez