La Comisión Política del Apra, máximo órgano de línea política del Partido de Haya de la Torre – órgano del que me honro formar parte- estableció en su más reciente comunicado la posición sobre la inminente proclamación de Pedro Castillo, precisando que la misma es el colofón del deterioro institucional que vive la patria desde hace unos años atrás, particularmente potenciada por Vizcarra.

Dentro del manifiesto de la estrella quiero compartir para EXPRESO una de sus partes, una que me parece neurálgica, esta es la enumeración de algunos temas que el aprismo impulsará desde la sociedad civil y que revisten importancia capital para las mayorías nacionales. Esto es lo que hemos denominado la “Agenda Social” y que sin duda el nuevo gobierno debe atender. Lo señalamos con suma preocupación pues los elementos que conforman la alianza que está llevando a la presidencia al falso profesor campesino dan pocas señales de tener el rumbo claro, más allá de poses demagógicas. Aquí va:

“El futuro gobierno de “Perú Libre” y del Parlamento donde el oficialismo tiene 37 miembros (además de sus potenciales aliados) no pueden soslayar los inmensos anhelos del pueblo. El Apra, que será oposición en la perspectiva de la izquierda democrática, insistirá perseverantemente en las siguientes urgencias :
-Declarar al agro en emergencia y potenciar la capacitación y el crédito a los productores del campo.
-Crear un “Reactiva Perú” de verdad para las mipymes. Sumado a ello iniciar un programa de formalización popular realista y viable. Incidir en la capacitación y el apoyo en la búsqueda de mercados en el exterior. Siendo la formalización de la pequeña minería primordial.

-Promulgar el código de Trabajo y la Ley del Consejo Económico y Social (diálogo tripartito), esto en la línea de promover el “trabajo decente”.
-Fortalecer el nivel de atención primaria en la salud pública y atender las demandas de los gremios de los trabajadores de la salud.
-Acometer la agenda social de la pequeña pesca y la pesca artesanal.
-Construir infraestructura educativa y dar mantenimiento a la ya existente. Pero sobre todo hacer que el internet llegue a todo el Perú para permitir que todos los escolares puedan estudiar.

-Incrementar la construcción de infraestructura popular (muros, escaleras, pistas, veredas, canales, etc) y duplicar la vivienda social. Utilizar para tal fin los núcleos ejecutores en un esquema de participación popular.

-Acometer la agenda social del Agua en el Perú, cumpliendo con los grandes esquemas ya planificados y paralizados por la incapacidad de Humala, Kuczynski y Vizcarra.

-Lucha frontal contra la corrupción, caiga quien caiga.

-Ir hacia un esquema de justicia social en cuanto a las demandas del transporte menor, de los mototaxistas y taxistas. Tanto en el abuso que realizan de ellos los gobiernos municipales y su ausencia de jubilación.

-Potenciar las políticas públicas de empoderamiento de la mujer.

-Lucha contra el abuso de la posición de dominio de los oligopolios en el Perú: costo de los medicamentos, del crédito financiero, del combustible, de la luz eléctrica, etc. Que el Indecopi realmente haga que el Estado cumpla su rol regulador. Potenciar las políticas públicas de empoderamiento de la mujer.

-Revisar y fortalecer las políticas públicas de salud mental, de los 3 millones de personas con capacidades diferentes, de inmigración responsable y de favorecimiento a las comunidades nativas y campesinas.

-Defensa de los derechos de los pensionistas (19990 y 20530)”.

Para más información, adquiere nuestra versión impresa o suscríbete a nuestra versión digital AQUÍ.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook, Twitter Instagram.