A nueve días para que el Presidente Sagasti se vaya a su casa y llegue su reemplazo a Palacio de Gobierno, el Jurado Nacional de Elecciones (JNE) aún no proclama al ganador de la segunda vuelta electoral.

Las irregularidades ocurridas durante la jornada electoral y aun después del 6 de junio son incontables pero es mejor hacerse de la vista gorda, con tal de que el profesor Pedro Castillo llegue a la presidencia.

El JNE ha preferido quedarse en la burocracia de los sellos, las tasas y los horarios y no han querido ahondar en los temas de fondo. Proclamarán a Castillo porque esa es una decisión tomada, aun antes de las apelaciones interpuestas por Fuerza Popular.

Todo esto no otra cosa que un teatro de la democracia pero los que se autoproclaman demócratas prefieren ponerse una venda en los ojos y llamar “golpistas” a quienes solo exigimos llegar a la verdad. Se han atrevido, incluso, a arremeter contra quien hasta hace poco fuera su máximo líder, Mario Vargas Llosa, solo porque el Nobel decidió tomar el camino del justo reclamo.
Así en cuestión de días u horas, el JNE proclamará como presidente electo a Pedro Castillo, y como bien dijo Lourdes Flores se “convertirá en el ciudadano proclamado presidente, pero bien ‘manchadito’ llega, bien dudosa su elección (…). Yo creo que no ganaron en las urnas. Yo estoy convencida que no han ganado las elecciones”.

Entre tanto, la calle no cesa. Los que exigen que se defienda su voto no descansan y quienes quieren a Castillo como presidente a como dé lugar no dudan en hacerse de palos, látigos y machetes para defenderse. El más lamentable caso de la violencia de los seguidores de Perú Libre es el ataque a Richard Muro de 70 años, quien a consecuencia de los golpes sufrió de múltiples contusiones que le impiden abrir los ojos y mover los brazos. El Hospital Almenara lo dio de alta casi de inmediato luego de haber pasado la noche en una silla de ruedas. Su caso fue hecho público al detalle en el programa Beto a Saber, y se logró que Muro sea trasladado a una clínica privada. Los gastos son asumidos por un empresario que prefiere el anonimato.

“El pueblo organizado no permitirá más burlas a su voluntad. Nada impedirá coronar este histórico y democrático triunfo popular”, ha advertido Castillo en sus redes sociales muy convencido de que llegará a Palacio de Gobierno porque tiene todas las instituciones a su favor, incluido el Poder Judicial, ¿O acaso creen que es casual que no se haya decretado la prisión preventiva para los Dinámicos de Junín pese a todas las evidencias del caso con pruebas de obstrucción a la justicia incluidas?

Nos espera una larga noche de incertidumbre e impunidad, habrá un ciudadano proclamado presidente con muchas dudas sobre su elección y sobre los métodos que se usaron para lograr su pírrica victoria.

Cuando un valiente peruano o peruana decida hacer públicas las pruebas de las evidencias que sobran, nunca será tarde. Quizás entre las más de mil interceptaciones a los “Dinámicos”, hay alguna que comprueba el origen y financiación de lo que se denomina ‘fraude en mesa”.

Nada que celebrar este 28.

Para más información, adquiere nuestra versión impresa o suscríbete a nuestra versión digital AQUÍ.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook, Twitter Instagram.