El Reglamento del Congreso de la República estipula en su Artículo 1, que “El presente Reglamento tiene fuerza de ley”; el Artículo 103 de la Constitución Política, segundo párrafo prevé que “Ninguna ley tiene fuerza ni efecto retroactivos, salvo en materia penal, cuando favorece al reo”.

El Tribunal Constitucional (TC) decidió admitir la demanda competencial y rechazar la medida cautelar, así como la de elevar el número de votos de 87 a 104.

La Ley de leyes ha establecido como principio con relación a la aplicación de la norma en el tiempo la irretroactividad -es decir está prohibida la retroactividad- y como excepción, la retroactividad en materia penal, siempre que está favorezca al reo; es decir establece una sola posibilidad de la aplicación retroactiva, en el caso penal.

El Artículo III del Título Preliminar del Código Civil señala que “La Ley se aplica a las consecuencias de las relaciones y situaciones jurídicas existentes. No tiene fuerza ni efectos retroactivos, salvo las excepciones previstas en la Constitución Política”.

La Carta Magna considera en el Artículo 109 que “La ley es obligatoria desde el día siguiente de su publicación en el diario oficial, salvo disposición contraria de la misma ley que posterga su vigencia en todo o en parte” y el Artículo 51

“La Constitución prevalece sobre toda norma legal; la ley, sobre las normas de inferior jerarquía, y así sucesivamente. La publicidad es esencial para la vigencia de toda norma del Estado”.

La Ley Orgánica del TC prevé en su Artículo 1 que “El Tribunal Constitucional es el órgano supremo de interpretación y control de la constitucionalidad. Es autónomo e independiente de los demás órganos constitucionales. Se encuentra sometido sólo a la Constitución y a su Ley Orgánica”.

El Reglamento Normativo del Tribunal Constitucional contempla en su Artículo 48 que la decisión del Pleno o de una Sala se convierte en sentencia o auto una vez publicada con las firmas físicas o digitales, debidamente autenticadas y en las Disposiciones Finales y Transitorias señala que las resoluciones finales y las resoluciones aclaratorias de las mismas, recaídas en los procesos constitucionales, serán enviadas, dentro de las 48 horas siguientes a la fecha de su expedición, al diario Oficial El Peruano para su publicación, dentro de los 10 días siguientes a su remisión. La publicación debe contener la sentencia o resolución y las piezas del expediente que sean necesarias para comprender el derecho invocado y las razones que el TC tuvo para conceder o denegar la pretensión.

Las sentencias recaídas en los procesos de inconstitucionalidad y competencial se publican en el diario oficial dentro de los 3 días siguientes al de su recepción.

La vacancia está en la solvencia moral y la decencia de los 130 congresistas, en base a su criterio de conciencia a la hora de emitir su voto, los audios revelan el tinglado de Vizcarra y él mismo reconoce su voz, qué más pruebas que eso.