Hace solo 4 meses, aduciendo centenares de casos de corrupción anteriores a su Presidencia y otros delitos de función, fue vacado por 105 votos. Vizcarra se rindió pero la población trató de tomar el Congreso y las masas continuaron en todo el país no obstante la represión a sangre y fuego que concluyó con la rendición-renuncia del golpista Merino.

Los vacadores, en vez de estar encarcelados, lograron el Pleno con la condición de que ellos no postularían a la nueva mesa direçtiva.

Ahora, el expresidente Vizcarra es candidato al Congreso. Su victoria resulta segura, probable presidente del Congreso. Se trata de anular su candidatura.

Como pretexto, se le hace responsable del coronavirus que es catástrofe de la naturaleza y no responsabilidad humana, que estúpidamente le están endilgando. Consideran delito principalmente haber espantado a los distintos laboratorios favoreciendo exclusivamente a China sin tener en cuenta que Pfizer y las demás en sus contratos atentan contra la soberanía del Perú : 1) Sus oficinas y laboratorios tienen categoría de embajadas y 2) Por sus adeudos se autoriza embargar bienes y dineros del Perú en el extranjero.

Estos congresistas consideran que Vizcarra es jefe de una asociación criminal con los equipos científicos de las universidades Cayetano Heredia y San Marcos, manera de terrorismo contra nuestros científicos.

La acusación constitucional está en trámite y a mediados de este mes estaría votándose en el Pleno consumándose este nuevo acto perverso. Inhabilitación por 10 años. Se atreven a acusar al JNE de haber alterado la votación a favor de Vizcarra (por mayoría calificada). El Congreso se atrevió a pedir la concurrencia del presidente del JNE a dar cuenta del mecanismo de la votación “fraudulenta”. El JNE rechazó esta estupidez. La administración de justicia en el Perú en materia electoral es facultad exclusiva del JNE.

A consecuencia de la reciente abusiva sentencia de prisión contra los dirigentes del valle del Tambo (“Tía María”), juzgados como delincuentes comunes tratándose de motín, el Perú profundo ya organizó la acción directa de las masas.

Finalmente, estas elecciones no las ganará el Perú foráneo. Las ganará el Perú profundo, para ello basta Vizcarra congresista del pueblo.

El patriotismo de Vizcarra no es solo recóndito sino público. Es por Resolución n°113-2018-PCM que lo hizo público al mes de asumir la presidencia y que Sagasti la derogó (Resolución 407-2020-PCM).