El presidencialismo es una forma de gobierno en la que, a diferencia del parlamentarismo, se caracteriza porque la elección del jefe del órgano ejecutivo, a quien se le denomina presidente, es elegido directamente por el pueblo, salvo la elección indirecta que se aplica en los Estados Unidos de América.

Además, destaca en esta estructura gubernamental, la facultad del presidente de la república de ser quien designa a los miembros de su gabinete, quienes son identificados como ministros o secretarios, de acuerdo a lo previsto en el ordenamiento jurídico interno de cada país.

La actuación de estos ministros o secretarios de Estado cobra singular importancia, por cuanto corresponde a ellos tener a su cargo, en forma especializada, la atención de los diferentes rubros que, en el ejercicio de sus funciones, corresponden al Poder Ejecutivo.

La buena o mala gestión de los ministros se verá reflejada en la imagen u opinión que la población tenga del presidente de la república; de allí, la necesaria coordinación y coherencia de acciones entre los integrantes del equipo ministerial con las que desarrolla el primer mandatario de la nación.

Para lograr que las actividades del equipo ministerial y las del jefe de Estado se relacionen con miras a un objetivo común, se requiere una gran dosis de predisposición de los integrantes del Ejecutivo, permitiendo así que todos caminen en la misma dirección.

En base a estas consideraciones, nuestra Constitución ha previsto que, cuando el primer mandatario tenga que conformar su gabinete ministerial, primero designe al presidente del Consejo y, luego, a propuesta de éste, a los demás ministros. Es decir, esta es una condición que debe asegurar la coherente relación entre ellos, constituyéndose en un verdadero equipo de trabajo.

Precisamente, los últimos acontecimientos políticos que se vienen conociendo en estos últimos días en el Perú, nos motiva preguntarnos ¿qué está pasando con este último gabinete ministerial?, el cual acaba de recibir la confianza de la representación congresal.

Los rumores o comentarios que se dejan escuchar nos dicen que, a la señora Mirtha Vásquez, actual presidente del Consejo de Ministros, no se le consultó sobre la designación de algunos de los integrantes de su equipo ministerial, dando lugar a que encontremos allí la explicación del porqué no existe una acción coordinada en su equipo que jefatura.

Si el constituyente previó la condición, por lo menos de forma, de que la capacidad de decisión del presidente de la república está condicionada a que sea el presidente del gabinete de ministros el que proponga a los demás integrantes del mismo, es para asegurarse que su trabajo requiere una estrecha colaboración entre sus miembros, por ser el Consejo parte integrante del Poder Ejecutivo.

Mira más contenidos siguiéndonos en FacebookTwitter Instagram, y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.