El último fin de semana, Pedro Castillo, le pidió en público al presidente del BCR, Julio Velarde, que se quede por un cuarto periodo con el fin que los mercados lo acepten y desaparezcan su miedo cerval a un gobierno, que hasta ayer se proclamaba marxista, leninista, maoísta y mariateguista.

Sin embargo, por más que el JNE que preside el exmaoísta Jorge Salas Arenas, lo proclame y logre reclutar a Warren Buffet, sin una auditoría electoral de la OEA, la “calle” seguirá movilizándose contra el fraude electoral y el “efecto Castillo” no desaparecerá. Desde que empezó esta batahola electoral, se han negociado US$ 23,808 millones en el mercado cambiario, aunque, en las últimas semanas, se han reducido las transacciones debido a que la clase media no quiere desprenderse de sus dólares y se viene alistando para lo peor.

El dólar volvió a quebrar su límite histórico (jueves 25) llegando a S/ 3.99 en la calle y S/ 4.10 en los bancos. Ni el alza del precio internacional del cobre, nuestro principal producto de exportación, ha parado esta alza, como pasa en Chile, donde el dólar viene cayendo por cuatro semanas consecutivas.

Para impedir que se expanda el incendio cambiario los bomberos del BCR han vendido US$ 5,107 millones de las RIN y han colocado un equivalente de US$ 10,000 millones en Swaps y CDRs en lo que va del 2021. Sólo en la semana que pasó se vendieron US$ 526 millones, un récord de los últimos seis años. El pánico viene creciendo y ojalá que no tome la velocidad de virus, porque ya se han retirado de los bancos US$ 13,000 millones en abril y mayo, tanto, que Julio Velarde ha tenido que reconocer que los “más nerviosos” han retirado sus ahorros de los bancos, añadiendo: “que no necesariamente son salidas del país, porque muchos dólares pueden estar en los colchones”.

Se trata de personas mayores de 50 años, según Carlos Rojas de Capia, quienes “han decidido sacar esos excedentes del país por temor a perderlos o que se los quiten”, y agrega que los bancos más grandes están ofreciendo a sus clientes de mayor patrimonio abrirles depósitos en el exterior; acotando además que la gente está retirando las cuentas de CTS y AFP para comprar dólares. Otro dato no menor es que 18 mil de partícipes de fondos mutuos han rescatado aportes por S/ 8 mil millones (pasando de 50,196 millones a S/ 42,587 millones) y que se han liquidado 18 mil cuentas según la SMV.

“La salida se debe a que muchos tienen miedo a lo que va a pasar con sus ahorros si el próximo gobierno aplica esquemas como Argentina o Venezuela, y se fija, por ejemplo, una convertibilidad del tipo de cambio para pasar todo a soles”, indica Fernando García de Faro Capital.

En el Perú, a inicios del primer gobierno de Alan García, se decretó un feriado bancario de 48 horas que inmovilizó las cuentas en moneda extranjera para estabilizar los mercados financieros.
Como dijo Juan Carlos Hurtado Miller al lanzar el schock (1990): “Que Dios nos ayude”.

Para más información, adquiere nuestra versión impresa o suscríbete a nuestra versión digital AQUÍ.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook, Twitter Instagram.