Cada año nuestro planeta es afectado por un total de 200 epidemias. Los científicos están permanentemente alertas frente al llamado “Evento 201”, porque cualquiera de esas epidemias puede convertirse en una pandemia como la desencadenada por el virus chino. Así como el gobierno y las autoridades tienen protocolos relativamente eficientes para el caso de desastres naturales, deberían tener listas las acciones para una catástrofe de bioseguridad como la que padecemos.

Nuestro país cuenta con mentes brillantes, profesionales altamente capacitados para lidiar eficientemente contra la pandemia. Aquí hay científicos con reconocimientos y logros internacionales a los que el gobiernucho ha decidido no escuchar, porque el no electo de Palacio gusta rodearse de mediocres y propagandistas.

La ineptitud de Vizcarra y su pandilla para enfrentar la pandemia es tal que parece premeditada. Mienten, dan la espalda a los más necesitados, esquivan la ayuda privada, la internacional y la de las Iglesias, y ni siquiera considera la estrategia recomendada por el grupo de asesores del Ministerio de Salud en ‘Innovación de Tecnologías Sanitarias para la Atención y Tratamiento del Covid-19’; creado el 9 de abril por Resolución Ministerial 184-2020-MINSA.

En su programa del jueves, la periodista Milagros Leiva dio a conocer una carta de ese potente convoy conformado por notables científicos como la doctora en fisiología y biología Fabiola León Velarde; las ex ministras de Salud, doctoras Patricia García y Silvia Pessah, infectóloga y máster en Salud Pública la primera; y máster en Salud Pública y Medicina Informática, la segunda; además de, entre otros, el investigador Edward Málaga, doctorado en inmunología, microbiología e inmunogenética, y creador de las pruebas moleculares rápidas peruanas. El grupo tuvo dieciséis reuniones hasta el 16 de julio y presentaron siete informes con importantes recomendaciones.

La comunicación difundida por la periodista Leiva es del 24 de abril, y detalla a la actual ministra Pilar Mazzeti los consejos desoídos: el uso de nuevas tecnologías e interconexión para optimizar la información; trabajo conjunto con el Instituto Nacional de Salud, Digemid, Sunat y Aduanas para reducir la burocracia frente a la emergencia; creación de una red nacional de laboratorios moleculares para diagnóstico certeros; capacitación de personal; cambio de normativa para la aprobación de respiradores, y más, para avanzar en bioseguridad y subsanar nuestras debilidades en caso de una pandemia.https://www.youtube.com/watch?v=PH3bWDSswfc

Gracias a la negligencia criminal del Ejecutivo, aquí estamos: primer puesto en Latinoamérica en muertes por millón y campeones planetarios en recesión económica.